Elecciones México 2018

José Antonio Meade y el reto al que se enfrentaría como candidato presidencial del PRI

El precandidato a la Presidencia del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) José Antonio Meade, junto al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.
El precandidato a la Presidencia del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) José Antonio Meade, junto al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. Henry Romero / Reuters

Tras su renuncia al cargo de secretario de Hacienda, José Antonio Meade se perfila como el candidato presidencial que lograría retener el poder para el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Anuncios

El de José Antonio Meade es uno de los nombres más mencionados por estos días en México. Su renuncia al cargo de secretario de Hacienda y el anuncio de su interés por convertirse en candidato presidencial lo ubica en el centro del panorama político del país, a pocos meses del cierre del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Aunque Meade no es militante del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), el 27 de noviembre confirmó que solicitará su registro como candidato presidencial de este partido político, información que confirmó durante un evento de corte diplomático que se llevó a cabo en el Palacio Nacional.

La elección oficial del candidato presidencial por el PRI se producirá el 18 de febrero de 2018 y estará en manos de una convención especial de delegados de este frente político. El inicio de la etapa será el 3 de diciembre, con el registro de las solicitudes ante la Comisión Nacional de Procesos Internos, diligencia que deberá cumplir tanto Meade como todos los interesados en presentar su candidatura para los comicios.

De acuerdo con el consultor político mexicano Iván Gamboa, el reto que enfrentaría Meade como candidato presidencial por el PRI sería mucho mayor al que deberían sortear el resto de representantes de los demás partidos, debido a que la relación del presidente Peña Nieto como bandera de este frente aumenta las expectativas sobre su postulación.

“La percepción del Gobierno del presidente Peña Nieto está opacada por una potente insatisfacción ciudadana que va más allá de los rumores por corrupción. Su estrategia tendría que despejar dudas y dar explicaciones sobre las tareas pendientes de este Gobierno”, explicó Gamboa a FRANCE 24.

La amplia trayectoria diplomática de este economista y abogado que estuvo al frente de distintas carteras estatales no sería, según el analista Gamboa, una garantía de favorecimiento electoral. “Los electores no votan por alguien solo porque haya sido secretario o alcalde antes, votan por la solidez de sus propuestas y por lo convincente que llegue a ser su estrategia”, dijo Gamboa.

Los datos entregados en la más reciente encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) ubican a Meade en el segundo puesto para la contienda electoral de 2018, en primer lugar figira el líder de izquierda Andrés Manuel López Obrador, en representación del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24