Saltar al contenido principal
La Haya

Un criminal de guerra bosniocroata murió tras envenenarse en un juicio en La Haya

Slobodan Praljak, un comandante de guerra de las fuerzas croatas de Bosnia, se envenenó durante una audiencia en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia en La Haya (Países Bajos).
Slobodan Praljak, un comandante de guerra de las fuerzas croatas de Bosnia, se envenenó durante una audiencia en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia en La Haya (Países Bajos). ICTY vía Reuters
Texto por: Leonardo Niño
3 min

Slobodan Praljak, un exlíder militar bosniocroata acusado de crímenes de guerra, murió luego de tomar veneno en una audiencia ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia en La Haya, mientras lo condenaban a 20 años de cárcel.

Anuncios

La escena parece sacada de una película. Un hombre alto, espigado, de cabello y barba blanca, estaba de pie ante un juez, que acababa de confirmar su condena a 20 años de cárcel. Ese hombre llamado Slobodan Praljak manifestó su desacuerdo con la sentencia, pues no se consideraba a sí mismo un criminal de guerra y rechazaba "con desprecio ese veredicto".

Acto seguido, el veterano de la guerra bosnio-croata, ocurrida entre 1992 y 1995, tomó un pequeño recipiente que llevaba consigo y ante la mirada atónita del juez y los asistentes bebió su contenido. El abogado del acusado señaló que su cliente había ingerido veneno, por lo cual el juez se vio forzado a suspender la audiencia, celebrada en el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), en La Haya (Países Bajos).

Slobodan Prajlak, un exmilitar bosniocroata, estaba acusado por crímenes de guerra y durante la confirmación de su condena a 20 años de cárcel tomó veneno en señal de rechazo con la sentencia del juez y murió horas después en un hospital de La Haya (Países Bajos).
Slobodan Prajlak, un exmilitar bosniocroata, estaba acusado por crímenes de guerra y durante la confirmación de su condena a 20 años de cárcel tomó veneno en señal de rechazo con la sentencia del juez y murió horas después en un hospital de La Haya (Países Bajos). EFE

Todo quedó registrado en video. Praljak fue llevado de urgencia a un hospital, donde horas después la agencia de noticias croata Hina confirmó su deceso. El TPIY rechazó la apelación de este hombre al igual que otros cinco militares y políticos bosniocroatas condenados en 2013 por perseguir, expulsar y asesinar a la población musulmana durante la guerra civil en Bosnia-Herzegovina, uno de los países resultantes de la disolución de la antigua Yugoslavia que tuvo duros enfrentamientos a muerte entre croatas, bosnios y serbios.

Las acusaciones que enfrentaba Prajlak

El 9 de noviembre de 1993, Prajlak, que era comandante del Consejo Croata de Defensa, ordenó volar el puente de Mostar, uno de los monumentos históricos más emblemáticos de la antigua Yugoslavia que se encontraba situado sobre el río Neretva. La destrucción del puente provocó la muerte de unas 200.000 personas y se convirtió en un símbolo de la guerra en Bosnia.

Ese fue uno de los cargos por los cuales Prajlak fue condenado junto a Jadranko Prlic, ex primer ministro de la autoproclamada República de Herzog-Bosnia, Bruno Stojic, y otros miembros de dicha república que no logró el renocimiento internacional y se disolvió en 1994, tras los acuerdos de paz de Dayton, que pusieron fin a la guerra. Los condenados construyeron campos de concentración para civiles musulmanes bosnios y los sometieron a condiciones infrahumanas, según determinó la sentencia original de 2013.

El primer ministro de Croacia, Andrej Plenkovic, dijo en rueda de prensa en Zagreb, la capital de ese país, que el suicidio de Praljak en el (TPIY) de La Haya era una "injusticia". No solo su caso sino el de los otros cinco bosniocroatas condenados.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.