El resultado primario de Brasil pasa a terreno positivo en octubre

Anuncios

Brasilia (AFP)

El sector público de Brasil registró en octubre un superávit primario (previo al pago de intereses de la deuda) de 4.758 millones de reales (1.482 millones de dólares), su primer resultado positivo en cinco meses, mostraron datos oficiales este miércoles.

El excedente más que duplica la expectativa de 15 especialistas consultados por el diario económico Valor, de un superávit primario de 2.200 millones de reales.

En octubre de 2016, el país había obtenido un superávit fiscal récord de 40.872 millones de reales -en valores corregidos- gracias al aporte excepcional de un programa de regularización de activos no declarados en el extranjero.

El balance primario es uno de los indicadores más sensibles del tablero de control de la mayor economía latinoamericana, en momentos en que el gobierno impulsa contra la corriente una reforma del sistema de jubilaciones para achicar el rojo fiscal.

El déficit primario a 12 meses alcanzó los 187.230 millones de reales en octubre, equivalentes al 2,88% del Producto Interno Bruto (PIB), frente a 2,21% del PIB en octubre pasado.

El resultado está aún por encima de la meta fijada para todo el 2017, de 163.100 millones de reales. De esa suma, 159.000 millones corresponden tanto solo al gobierno central (que incluye los balances de las pensiones y jubilaciones; el resto remite a los balances de los gobiernos regionales y de las empresas públicas.

El regreso en octubre de las cuentas públicas al azul se suma a una serie de señales positivas que indican que Brasil dejó atrás el fantasma de la recesión que vivió entre 2015 y 2016, la peor de su historia, con contracciones consecutivas de su economía del 3,5 y el 3,6%, respectivamente.

Analistas anticiparon a la AFP que esa incipiente mejoría se reflejará en el PIB del tercer trimestre, que será divulgado el próximo viernes, y en un nuevo retroceso de la tasa desempleo en octubre, dato previsto para este jueves.

El reporte del BCB mostró que la deuda pública bruta se mantuvo en torno a los 4,8 billones de reales en octubre, equivalente al 74,4% del PIB, frente a 73,9% del PIB el mes anterior.

El gobierno del presidente conservador Michel Temer ha colocado la recuperación económica en el centro de su gestión y de su potencial legado político para las elecciones de octubre de 2018, en la que el mandatario de 77 años ya dijo que no competirá.

De la mano de un modelo cercano al parlamentarismo, Temer logró que el Congreso aprobara un congelamiento del gasto público por hasta 20 años y ahora juega todas sus fichas a la difícil iniciativa de endurecer las condiciones para jubilarse.