Una región siria afronta la peor crisis de desnutrición infantil desde 2011

Anuncios

Beirut (AFP)

Los niños de la Guta oriental, una región rebelde sitiada por el régimen sirio en la periferia de Damasco, sufren la peor crisis de desnutrición en Siria desde el inicio de la guerra en 2011, informó este miércoles UNICEF.

"Un reciente estudio (...) en la Guta oriental a comienzos de noviembre revela que la tasa de niños menores de cinco años que sufren desnutrición severa es del 11,9%, esto es, la mayor tasa jamás registrada en Siria desde el inicio de la guerra", indicó en un comunicado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

La agencia de la ONU precisa que esa tasa era del 2,1% durante un anterior estudio realizado en enero en la Guta.

Cerca de 400.000 personas están atrapadas en esa región situada al este de Damasco, asediada por el régimen sirio desde mediados de 2013. La mitad de ellos son niños, recuerda UNICEF.

"La violencia, la falta de acceso humanitario y los precios exorbitantes de los productos alimentarios han agravado la desnutrición entre los niños de corta edad" en la zona, uno de los últimos feudos rebeldes en Siria, añadió la organización de Naciones Unidas.

"Más del tercio de los niños que participaron en el estudio sufren retrasos de crecimiento que los exponen a un riesgo más alto de desarrollo tardío, enfermedades y muerte", precisó.

UNICEF indica que las madres de los niños menores de dos años tuvieron que reducir, e incluso interrumpir, la lactancia por culpa de su propia desnutrición.

La Guta, una de las cuatro zonas de distensión creadas en Siria para frenar los enfrentamientos, ha experimentado un aumento de la violencia en las últimas semanas.

El martes, el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, anunció que Damasco había aceptado aplicar un alto el fuego en la Guta, pero los bombardeos prosiguieron hasta este miércoles, según la oenegé Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El 9 de noviembre, la ONU pidió la evacuación de 400 enfermos, entre ellos 29 que estaban en peligro de muerte.

Un convoy humanitario entró el martes en la región para entregar ayuda alimentaria y sanitaria a 7.200 personas necesitadas. La anterior entrega de ayuda en la Guta se remontaba al 12 de noviembre.