Argentina promete ser la voz de América Latina en su presidencia del G20

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Argentina prometió este jueves que buscará llevar la voz y las aspiraciones de América Latina al G-20 cuando asuma el viernes la presidencia rotativa del grupo, que quedará por primera vez en manos de un país sudamericano.

"Queremos ser la expresión de toda una región, por eso vamos a poner en el centro del G20 las preocupaciones y las aspiraciones de esta región en desarrollo que está ansiosa por nuevas oportunidades", dijo el presidente Mauricio Macri durante una ceremonia en Buenos Aires para recibir la titularidad del bloque de manos de Alemania.

"Vamos a mostrar que podemos sumarnos a una conversación global sin alzar la voz enojados, pero tampoco sin seguir pasivamente los intereses de otros", afirmó Macri en la ceremonia realizada en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires.

La canciller alemana Angela Merkel expresó mediante un video sus buenos augurios para Argentina y recordó "la gran importancia de la cooperación" para alcanzar los objetivos establecidos durante la última cumbre de Hamburgo.

En esa ocasión se trazaron lineamientos sobre "protección del clima, la migración y el desplazamiento forzado y la lucha contra el terrorismo y las pandemias", recordó Merkel.

Bajo el lema "Construyendo consensos para un desarrollo equitativo y sustentable", Argentina se propone continuar con los lineamientos trazados por Alemania aportando una perspectiva "desde la diversidad", según explicó Macri.

En la presentación también se leyó una carta del mandatario de China, Xi Jinping, y un video del primer ministro japonés Shinzo Abe con expresiones de apoyo.

- Agenda de trabajo -

Este viernes inicia la primera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G-20 en la ciudad de San Carlos de Bariloche, 1.800 km al sur de Buenos Aires, que se extenderá hasta el sábado.

Más de un millar de efectivos federales custodian las deliberaciones que se realizan en el lujoso hotel Llao-Llao, 20 km al sur de Bariloche.

Durante su presidencia Argentina albergará más de cincuenta reuniones en nueve ciudades del país, según el calendario de trabajo.

La agenda que propondrá está basada en tres ejes: el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y la seguridad alimentaria.

"En la crisis de 2008 el G20 demostró ser muy efectivo, impidió una depresión internacional y fortaleció la arquitectura financiera," sostuvo Macri.

Pero consideró que en la actualidad, aunque "el crecimiento es firme, debemos tener un optimismo cauteloso porque ese crecimiento no ha beneficiado a todos y esto ha socavado la confianza de muchos en la globalización".

Argentina albergará la cumbre del G20 "en los últimos días de noviembre en fecha a definir" en un lugar de Buenos Aires, dijo en posterior conferencia de prensa el canciller argentino Jorge Faurie, quien prefirió mantener en reserva "por seguridad".

"Argentina está en condiciones de garantizar la seguridad de ese evento. Compartir información de inteligencia con otros países sobre eventuales amenazas a la cumbre nos permite trabajar en forma articulada" en esa preparación, dijo.

Respecto a la visión que aportará Argentina en las discusiones, el canciller expresó que se dará continuidad "a la agenda alemana, pero con una mirada desde el sur, apoyándonos en Brasil y México como miembros del G-20 y con Chile como nuestro invitado de la región".