Corea del Norte

EE.UU.: "en caso de guerra", régimen norcoreano será "completamente destruido"

La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir el lanzamiento de un misil norcoreano en la sede de la ONU en Nueva York, EE.UU., el 29 de noviembre.
La embajadora de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir el lanzamiento de un misil norcoreano en la sede de la ONU en Nueva York, EE.UU., el 29 de noviembre. Reuters

Durante la sesión de emergencia convocada por el Consejo de Seguridad de la ONU se rechazó el más reciente lanzamiento balístico de Corea del Norte. Estados Unidos amenazó con una reacción demoledora.

Anuncios

El lanzamiento de un misil intercontinental por parte de Corea del Norte el pasado 28 de noviembre caldeó los ánimos que ya se venían enfriando entre esa nación y el mundo por el temor que ha generado la escalada de pruebas balísticas en el pasado reciente.

En particular, el misil que lanzó Corea del Norte, el Hwasong-15 podría alcanzar cualquier parte de Estados Unidos, según las informaciones norcoreanas que calificaron como “exitosa” la prueba que abrió un nuevo capítulo de tensión entre Pyongyang y Washington.

Por la magnitud y ante la preocupación de la comunidad internacional, Naciones Unidas convocó a una reunión de emergencia para tratar el tema. El consenso: rechazo absoluto a las pruebas de Corea del Norte. Pero fue la reacción de Estados Unidos la más dura.

EE.UU.: “nadie puede dudar que el dictador norcoreano es cada vez más agresivo”

La embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley, pidió primero ante la ONU que todos los países miembro “cortaran todo tipo de relaciones” con Corea del Norte y que se paralicen las “importaciones y exportaciones” y que expulse a “todos los trabajadores norcoreanos de su territorio”.

Haley confirmó que el misil lanzado fue más avanzado que los anteriores, lo que confirma lo que el mismo gobierno de Corea del Norte ha dicho sobre el artefacto que podría portar una cabeza nuclear de gran tamaño y alcanzar cualquier parte del territorio de EE.UU.

En un comunicado del gobierno norcoreano difundido a través de los medios estatales, Corea del Norte dijo que el Hwasong-15, el "mayor ICBM", podría estar armado con una "ojiva nuclear pesada y grande" y que es capaz de atacar al "continente entero" de Estados Unidos. Añadieron que el misil alcanzó una altura de 4,475 kilómetros (2,780 millas) y viajó 950 kilómetros (590 millas) antes de alcanzar con precisión un objetivo marítimo, similar a los datos de vuelo anunciados por el ejército de Corea del Sur.

“Nadie puede dudar que la amenaza está creciendo. Nadie puede dudar que el dictador norcoreano es cada vez más agresivo en su obsesión por el poder nuclear”, alertó Haley y habló en seguida de la posibilidad de una “guerra” frente a los hechos.

Imágenes del Hwasong-15

“El dictador norcoreano tomó una decisión que acerca al mundo a la guerra”, dijo la diplomática. “Y si hay una guerra, no se equivoquen, el régimen norcoreano será totalmente destruido”, agregó.

Antes de la reunión de la ONU, el presidente Donald Trump amenazó con nuevas sanciones contra Corea del Norte después de que se destrozaran dos meses y medio de relativa tranquilidad con su última prueba.

Trump publicó en Twitter que había hablado con el presidente chino, Xi Jinping, sobre las "acciones provocadoras" de Pyongyang, y prometió que "se impondrán sanciones adicionales adicionales a Corea del Norte.

Mientras la preocupación se generaliza una vez más, Corea del Norte muestra con orgullo fotografías de su lanzamiento que ha atraído otra vez la atención de la comunidad internacional.

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24