El desempleo sigue bajando en Brasil, a 12,2% en octubre

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

El desempleo en Brasil registró su séptima caída consecutiva, de 12,4% en el tercer trimestre del año a 12,2% en el periodo agosto-octubre, confirmando la reactivación de la potencia sudamericana, informó el jueves el instituto de estadísticas IBGE.

El dato coincide con la previsión promedio de 22 analistas consultados por el diario económico Valor.

En el periodo agosto-octubre de 2016, la tasa de paro era de 11,8%, pero llegó a un récord de 13,7% en el primer trimestre de 2017 tras una recesión de dos años.

Desde entonces refluye progresivamente, al ritmo de la tímida reactivación del país después de dos años de recesión.

En el periodo agosto-octubre, había en Brasil 12,7 millones de desocupados, 586.000 menos (-4,4%) que en el trimestre anterior (mayo-julio), precisa el IBGE, que realiza sus estudios en base a evoluciones trimestrales. En comparación anual (frente a agosto-octubre de 2016), sigue habiendo un aumento de 5,8% del número de desocupados.

Había asimismo 91,5 millones de personas con empleo, un número en aumento tanto en comparación con el trimestre anterior (+1%) como con el mismo trimestre de 2016 (+1,8%). Los sectores más activos fueron la construcción y la agricultura.

- Informalidad y crisis -

El trabajo informal sigue siendo el que más sustenta la tendencia.

El sector privado con contratos formales permaneció estable en comparación trimestral (empleando a 33,3 millones de personas), en tanto que el de trabajadores sin contrato empleaba a 11 millones, en aumento de 2,4%, indicó el IBGE, cuyos estudios proceden por encuestas en domicilios.

El número de autoemprendedores ('trabajadores por cuenta propia') llegó a 23 millones (+1,4%).

"Usted tiene una crisis económica, un escenario político agitado, y eso de cierta forma inhibe las inversiones. Entonces hay gente que entra en el mercado informal en sectores como la alimentación. Pero con el nivel de ingresos en aumento, quizás podamos asistir a una recuperación de los empleos formales", dijo Cimar Azeredo, coordinador del departamento de Trabajo y Rendimiento del IBGE.

Brasil vivió este año al ritmo de denuncias de corrupción contra dirigentes de casi todos los partidos, incluyendo el presidente conservador Michel Temer.

Según la consultora GO Associados, que preveía una caída de tres décimas del índice de desempleo (a 12,1%), "el dato de octubre refleja la estacionalidad favorable del periodo, debido a las contrataciones de la industria y de las ventas minoristas de cara a las fiestas de fin de año, aparte de la recuperación cada vez más neta de la actividad".

El PIB de Brasil se contrajo 3,5% en 2015 y 3,6% en 2016, pero volvió a crecer este año (+1% en el primer trimestre y +0,2% en el segundo). El IBGE publicará el viernes el índice de crecimiento del tercer trimestre. La estimación promedio de 31 economistas consultados por Bloomberg es de un incremento del PIB de 0,3% respecto al segundo trimestre.

El gobierno conservador de Michel Temer aprobó una serie de reformas, empezando por la flexibilización del mercado laboral, con la expectativa de dinamizar el empleo, pero que son denunciadas por los sindicatos como retrocesos sociales.