Hariri afirma que el régimen sirio pronunció una "sentencia de muerte" contra él

Anuncios

París (AFP)

El primer ministro libanés, Saad Hariri, volvió a asegurar que temía por su vida, culpando esta vez al régimen sirio de haber "pronunciado una sentencia de muerte" contra él, en una entrevista publicada este jueves por la revista francesa Paris Match.

El dirigente consideró además que el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo iraní, Hasan Rohani, eran los verdaderos ganadores de la guerra que asola Siria desde 2011, en un momento en que el régimen de Damasco logra numerosas victorias gracias al apoyo militar de Moscú y Teherán.

A primeros de noviembre, Hariri sorprendió a todos al anunciar su dimisión desde Riad, alegando que temía por su vida y denunciando el control de Irán y su aliado, el movimiento chiita libanés Hezbolá, sobre su país.

El primer ministro suspendió esa dimisión tres semanas después al regresar a Líbano, donde se llevan a cabo consultas políticas para intentar imponerle a Hezbolá una "política de distanciamiento", esto es, de no injerencia en los conflictos de la región.

"Tengo muchos enemigos, los extremistas y el régimen sirio. Este último ha pronunciado una sentencia de muerte contra mí. [Los sirios] me acusan de injerencia en su país", indicó Hariri en la entrevista publicada por Paris Match, que entrevistó el lunes al primer ministro en su domicilio de Beirut.

No es la primera vez que Hariri acusa al gobierno sirio de desear su muerte. Ya había acusado al régimen de Bashar al Asad cuando su padre Rafic Hariri, ex primer ministro, había sido asesinado en febrero de 2015 en un atentado con coche bomba en Beirut.

Cinco miembros de Hezbolá fueron inculpados por ese atentado.