Investigan en Francia la muerte de la marquesa de Moratalla

Anuncios

Bayona (Francia) (AFP)

La fiscalía de Bayona, en el suroeste de Francia, anunció el jueves a la AFP haber abierto una investigación sobre la muerte de la marquesa de Moratalla, una rica heredera española, cuyo cuerpo será objeto de una autopsia.

La marquesa murió el miércoles a los 87 años de una larga enfermedad, en el Domaine de Coumères, su residencia de Bayona. Sus dos hijos, Forester Labrouche, de 65 años, y Germán de la Cruz, de 38 años, adoptado en Colombia en 1987, se disputan la herencia.

Según la fiscalía, el abogado de Labrouche "presentó una demanda ayer [miércoles] de autopsia del cuerpo de la marquesa".

"En este contexto, mandé que la policía interrogara a Forester Labrouche" el jueves. "Durante esta audición, presentó una denuncia por homicidio voluntario. A raíz de esta denuncia, abrí una investigación y ordené la autopsia del cuerpo de la marquesa", declaró el fiscal adjunto de Bayona, Marc Mariée.

El 17 de noviembre, una juez de Bayona interrogó a los dos hombres a petición del hijo biológico. En el centro del conflicto se encuentra un mandato firmado en Suiza en 2012 por la misma marquesa y registrado por el tribunal de Bayona, que daba todo el poder a Germán de la Cruz para administrar sus bienes o al gestor de su fortuna, Markus Frey.

Paralelamente, la fiscalía de Bayona abrió una investigación por secuestro y abuso de confianza, tras una denuncia depositada en julio por Forester Labrouche.

"Delante de la jueza, Germán de la Cruz aseguró que su madre estaba en perfecto estado de salud" y diez días después murió, dijo a la AFP uno de los abogados de Forester Labrouche, Richard Malka.

"No se muere de Alzheimer", añadió el abogado. Su cliente se cuestiona además "la prisa con la que se sacó al cuerpo de su madre de su casa para llevarlo al tanatorio de Bayona el miércoles por la mañana", añadió.

Soledad Cabeza de Vaca, marquesa de Moratalla, era hija de Antonio Cabeza de Vaca, perteneciente a la nobleza española y descendiente lejano de Álvar Núñez Cabeza de Vaca (1488-1559), un ilustre conquistador.

Pero su fortuna, difícil de evaluar con exactitud, provendría en realidad de su madre, la inglesa Olga Leighton, quien obtuvo el patrimonio de su primer marido.