Argentina

La justicia argentina condena a 48 personas por crímenes de lesa humanidad

Una mujer sostiene un cartel que hace referencia a los 30.000 desaparecidos de la dictadura militar.
Una mujer sostiene un cartel que hace referencia a los 30.000 desaparecidos de la dictadura militar. Carlota Ciudad / EFE

El tribunal oral federal No. 5 de Argentina puso fin a un juicio que duró cinco años. El organismo dictó las sentencias de 54 personas implicadas en violación de derechos humanos durante la dictadura más sangrienta de Argentina.

Anuncios

Cinco horas duró la lectura de la sentencia en la que juzgaron a 54 personas, entre militares y civiles, por secuestros, torturas, homicidios y robo de recién nacidos llevados a cabo en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), durante la última dictadura argentina (1976-1983).

La ESMA funcionó como centro clandestino de detención desde el inicio de la dictadura militar que se implantó en el país a partir del golpe de Estado en marzo de 1976. La Junta militar que tomó el poder no era la única que había logrado derrocar a un gobierno en el cono sur de ese entonces. El vecino chileno ya llevaba tres años bajo el régimen del militar Augusto Pinochet, y los brasileños más de una década.

789 crímenes en contra de los derechos humanos

Este es el número de casos que se le imputaron a los 54 implicados. En total, 29 personas fueron sentenciadas a prisión perpetua y 19 obtuvieron condenas menores.

Dentro de la lista de los acusados a prisión perpetua están el excapitán de la Armada y agente de inteligencia, Alfredo Astiz, conocido como el “ángel de la muerte”; el excapitán de fragata y exjefe de Inteligencia y del Grupo de Tareas de la ESMA, Jorge Eduardo “el tigre” Acosta y el excapitán de corbeta, Ricardo Miguel Cavallo, extraditado desde España en 2008.

A los culpables se les acusó además de secuestrar y arrojar vivos al mar a cientos de detenidos en los conocidos “vuelos de la muerte”. De las 789 víctimas de la ESMA, algunos lograron sobrevivir, sin embargo, las secuelas físicas y psicológicas han sido duras de borrar.

Entre los acusados, seis fueron absueltos: Julio Poch, marino retirado y piloto denunciado por un compañero de trabajo; Juan Aleman, exministro de Hacienda durante la dictadura y los exmilitares Emir Sisul Hess, Ricardo Lynch, Ruben Ricardo Ormello y Roque Ángel Martello.

En un principio, eran 66 los imputados, pero 11 murieron a lo largo del proceso y 3 no continuaron el juicio por problemas de salud.

Cerca de 5.000 personas estuvieron detenidas ilegalmente en la ESMA. Las declaraciones de cerca de 400 sobrevivientes que fueron testigos de los peores crímenes por parte de los militares, han permitido evitar la impunidad en lo que algunos medios argentinos califican como el proceso por los derechos humanos más grande de la historia de Argentina.

Con EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24