EEUU: los republicanos confían en aprobar ya las rebajas de impuestos

Anuncios

Washington (AFP)

La mayoría republicana del Senado de Estados Unidos busca solucionar diferencias internas y unir filas para aprobar este mismo viernes la rebaja de impuestos prometida por el presidente Donald Trump.

Los senadores republicanos se pusieron de acuerdo sobre el fondo de la reforma del sistema fiscal tras haber retocado por cuestiones técnicas un artículo la noche del jueves.

Ese ajuste, fruto de discrepancias entre los legisladores, desató sudores fríos en los líderes del bloque republicano que esperaban sancionar el texto en la misma noche del jueves. Sin embargo, tras una nueva reunión en el Capitolio, el optimismo volvió a imperar este viernes.

"Tenemos los votos", dijo a periodistas el jefe de los republicanos en el Senado Mitch McConnell.

"Se resolvió", dijo el senador John Hoeven. "Tenemos 50 votos", aseguró.

Los republicanos cuentan con 52 de los 100 escaños del Senado y no pueden tener más de un par de disidentes ya que toda la oposición demócrata votará en contra del proyecto.

El consejero parlamentario de la Casa Blanca, Marc Short, también señaló que la aprobación es inminente. "Tenemos prisa por resolverlo hoy", dijo.

Varios senadores dijeron que en la tarde se votarán varias enmiendas y el voto final del texto será al fin de la jornada.

El impuesto a las saciedades, actualmente de 35%, será finalmente reducido a 20%, según el senador Ron Johson. Un puñado de senadores conservadores teme que esa reducción provoque irremediablemente un aumento del déficit fiscal.

Varios republicanos que amenazaron con defeccionar, terminaron por alinearse con sus colegas.

Entre esos senadores que optaron por votar a favor destaca el influyente John McCain, quien meses atrás fue decisivo para bloquear la reforma del sistema de salud conocido como Obamacare y frustró así una promesa de Trump.

"Es un momento histórico para nuestro país. Hace 31 años que no reformamos el sistema fiscal", dijo el senador Steve Daines web la TV Fox News.

"Estoy feliz al anunciar que votaré a favor a la reforma", anunció el senador Jeff Flake.

El legislador dijo que a cambio de su voto, obtuvo el compromiso de la Casa Blanca y de la bancada republicana de buscar soluciones a los llamados "dreamers"; millares de jóvenes en situación migratoria irregular que están amenazados de ser expulsados desde marzo.

La Cámara de Representantes ya aprobó el 16 de noviembre un proyecto de reforma fiscal y cuando el Senado apruebe el suyo habrá que armonizar ambos textos y volver a votar el texto unificado. El objetivo es que el proceso culmine antes de fin mes.

- Medidas polémicas -

La reforma fiscal fue prometida por Trump en su campaña electoral por considerar que rebajar impuestos aliviará a la clase media y estimulará el crecimiento de la economía y el empleo.

La idea es que se paguen menos impuestos y a la vez se simplifiquen normas y trámites fiscales.

Varios republicanos se inquietan al ver a compañeros de partido apartarse de la ortodoxia presupuestal que defendían en la era de Barack Obama.

En la próxima década, la reforma aumentará en un billón de dólares el déficit público, según una estimación de un comité legislativo especializado en impuestos.

Ese comité estimó que la rebaja fiscal costará 1,4 billones de dólares al erario entre 2018 y 2027. Esa cifra será atenuada por 400.000 millones de dólares de ingresos fiscales originados en el aumento de 0,8% del crecimiento económico anual en esa década

Inicialmente, los impulsores de la rebaja de impuestos decían que se financiaría exclusivamente con crecimiento económico.