Reconciliación palestina

Palestina: Fatah y Hamás aplazan la unidad

Palestinos esperan el cruce de sus familiares por la frontera con Egipto el 19 de noviembre de 2017.
Palestinos esperan el cruce de sus familiares por la frontera con Egipto el 19 de noviembre de 2017. Ibraheem Abu Mustafa / Reuters

El pasado octubre, Hamas había decidido que el 1 de diciembre de 2017 cedería y entregaría el control de Gaza a Fatah. Pero las dos facciones decidieron posponer el traslado.

Anuncios

El territorio palestino sufre presiones tanto externas, de Israel, como internas, con la división entre Fatah y Hamas. El Fatah controla Cisjordania y Hamas controla, desde 2007, la Franja de Gaza.

Hamás es considerado terrorista por algunos Estados extranjeros, principalmente por Israel. Este es de hecho uno de los argumentos para el bloqueo que el Estado judío impone a Gaza.

El pasado octubre, Hamas había decidido que el 1 de diciembre de 2017 cedería y entregaría el control de Gaza a Fatah. La reconciliación entre facciones palestinas parecía acercarse. Pero los dos grupos decidieron posponer el traspaso de poder al 10 de diciembre por desacuerdos entre los dos.

El retraso se produjo “para concluir los arreglos y garantizar un éxito en los pasos hacia la reconciliación nacional”

Los funcionarios del gobierno de la Autoridad Nacional Palestina pretendían retomar los cargos que Hamás les había arrebatado en 2007. Era lo acordado en octubre.

Llegada la fecha, Hamás no permitió que los funcionarios de la ANP retomaran su cargo. El retraso se produjo “para concluir los arreglos y garantizar un éxito en los pasos hacia la reconciliación nacional” explicó Fayez Abu Eita, miembro veterano de Hamás.

Días atrás Fatah había expresado irregularidades en el traspaso. Solo se ha realizado “un 5% de la transferencia de poder al gobierno de unidad, sin ningún control financiero, de seguridad o administrativo”, había expresado el 24 de noviembre Husein Al Sheij, miembro del Comité Central de Fatah.

Fatah, Hamas, una reconciliación indispensable

Desde hace más de 10 años, los habitantes de Gaza no pueden salir del territorio, de aproximadamente 365 km2 , sin permiso de las autoridades judías. Incluso en caso de enfermedad grave, la autorización de atravesar el muro hacia Israel y Cisjordania es difícil o imposible de obtener.

Desde esa fecha Israel también intensificó sus restricciones de entrada de víveres y productos básicos y los habitantes de Gaza padecen los consecuentes problemas de producción de servicios como la electricidad.

Aunque el fracaso se venía venir, la reconciliación es imperativa. Naciones Unidas dice que la Franja será inhabitable en 2020 si la situación se prolonga.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24