Presidente de Honduras espera ser declarado reelecto el viernes

Anuncios

Tegucigalpa (AFP)

El presidente hondureño, el derechista Juan Orlando Hernández, confió que será declarado ganador de los comicios del domingo a más tardar la noche de este viernes, tras la revisión de las últimas actas.

"Esperemos el resultado más tarde o esta noche (del viernes) que, por el camino que vamos, ya se ve que vamos a salir muy bien", declaró Hernández, aspirante a la reelección por el Partido Nacional, en un mensaje grabado al país.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció que este viernes revisará las actas electorales que presentaban inconsistencias, como borrones, errores en las sumas o falta de firmas, antes de declarar un ganador.

Con 94,31% de los votos escrutados, la página web del TSE situaba a Hernández al frente con 42,92% contra 41,42% del popular presentar de televisión Salvador Nasralla, candidato de la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura.

"Prudencia, paciencia, ánimo y con ganas; inmediatamente (después de) que esto termine a seguir trabajando por Honduras el doble de lo que ya lo hemos hecho antes", agregó Hernández.

En su primer informe la madrugada del lunes, el TSE dio a Nasralla una ventaja de cinco puntos, pero la tendencia se revirtió al reanudar la divulgación de resultados el martes.

Tanto Hernández como Nasralla se proclamaron vencedores la misma noche de los comicios, sin conocer el resultado final de la votación.

El candidato izquierdista denunció además las prolongadas caídas del sistema de cómputo del TSE, un "fraude" para alterar los resultados y favorecer a su contrincante.

Siguiendo el llamado de Nasralla, sus partidarios salieron a las calles a protestar y reivindicar el triunfo en las calles, aunque el jueves estallaron brotes de violencia en diferentes regiones del país.

En la capital, las manifestaciones causaron daños a propiedades y fueron reprimidos con bombas de gas por policías, con saldo de al menos una docena de heridos.

En su declaración, Hernández llamó a sus seguidores a comportarse "con altura".

"No reaccionemos a la violencia, por el contrario, nosotros (...) debemos de actuar dando el ejemplo, como ciudadanos con altura", demandó.

Los brotes de violencia comenzaron a ceder. En la capital, la mayoría de bancos y negocios anunciaron que operan con normalidad, pero escuelas bilingües y universidades suspendieron labores.