El expresidente yemení Saleh, dispuesto a dialogar con Arabia Saudí

Anuncios

Saná (AFP)

El expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, aliado de los rebeldes hutíes aunque esta semana sus partidarios se enfrentaran a ellos, se declaró este sábado abierto a dialogar con Arabia Saudí si levantaba el bloqueo que impone a Yemen.

"Llamo a nuestros hermano de los países vecinos (...) a poner fin a su agresión y a levantar el bloqueo (...) y nosotros pasaremos página", dijo Saleh en unas declaraciones a la televisión.

"Prometemos a nuestros hermanos y vecinos que cuando se instaure un alto el fuego y se levante el bloqueo, dialogaremos directamente a través de la autoridad legítima representada por nuestro parlamento", agregó.

La coalición bajo mando saudita que interviene militarmente en Yemen expresó su satisfacción por la iniciativa del expresidente, al considerar que "liberará a Yemen" de las "milicias leales a Irán".

"La decisión del Congreso Popular General [el partido de Saleh] de tomar la iniciativa y elegir unirse a su pueblo liberará a Yemen (...) de las milicias leales a Irán", afirmó en una declaración emitida por la agencia oficial saudita SPA.

Las fuerzas de Saleh, aliadas al movimiento rebelde proiraní de los hutíes, se enfrentan desde 2015 a una coalición militar dirigida por Arabia Saudita que interviene en Yemen en apoyo al sucesor de Saleh, el presidente Abd Rabbo Mansur Hadi.

Esta semana, sin embargo, violentos enfrentamientos estallaron en la capital, Saná, entre los seguidores de Saleh y los hutíes. Estos combates dejaron decenas de muertos y heridos en ambos bandos.

Tras las afirmaciones de Saleh, los hutíes denunciaron "un golpe contra nuestra alianza y nuestro acuerdo". "Revela la impostura de los que afirman luchar contra la agresión" saudita, dijo un portavoz del movimiento armado en la cadena de televisión Al Masira, controlada por los rebeldes.