Honduras elecciones

Honduras decreta estado de excepción por ola de violencia poselectoral

Un partidario del candidato presidencial Salvador Nasralla camina en una calle durante una protesta causada por el retraso en el conteo de votos para las elecciones presidenciales en el barrio de Villanueva en Tegucigalpa, Honduras, 1 de diciembre de 2017
Un partidario del candidato presidencial Salvador Nasralla camina en una calle durante una protesta causada por el retraso en el conteo de votos para las elecciones presidenciales en el barrio de Villanueva en Tegucigalpa, Honduras, 1 de diciembre de 2017 Edgard Garrido / Reuters

El gobierno de Honduras decretó el estado de excepción tras una serie de protestas que dejaron al menos un muerto. Las manifestaciones se incrementaron cuando el presidente y candidato Juan Orlando Hernández llegó a la cabeza del conteo electoral.

Anuncios

Desde las elecciones del domingo pasado, 100 personas han sido arrestadas por saqueos, más de 20 personas han resultado heridas y por lo menos un manifestante falleció.

En repuesta, el gobierno central, liderado por el presidente y aspirante a la reelección Hernández, ordenó un estado de excepción.

Las medidascontemplanel toque de queda nacional del crepúsculo hasta el amanecer por diez días y expandir los poderes para la fuerza pública. Los líderes de oposición han criticado las medidas al argumentar que son una forma para reprimir las protestas que aumentan mientras el conteo de las elecciones parece estancado por quinto día.

Según el último informe del Tribunal Supremo Electoral, con más del 94 % de los votos, Hernández está a la cabeza de las elecciones presidenciales por poco más de 40.000 votos, apenas un punto porcentual sobre el candidato opositor Salvador Nasralla.

El conteo se estancó el viernes por la noche cuando el Supremo anunció que contabilizaría las urnas restantes que presentaban irregularidades y comprenden casi el 6 por ciento del total de los votos.

Nasralla, quien lideró las elecciones con una ventaja de cinco puntos porcentuales según las primeras proyecciones, dijo que desconocerá los resultados y llamó a sus partidarios a movilizarse en las calles.

El opositor, de 64 años, es un personaje reconocido en Honduras y cuenta con el respaldo del ex presidente Manuel Zelaya, derrocado en 2009. Nasralla dijo que infiltrados habían iniciado la violencia para justificar un toque de queda.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24