Estados Unidos

EE. UU. se retira del pacto mundial sobre los refugiados y migrantes

La embajadora de EE. UU. para las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la investigación del ataque con armas químicas en Siria. 17 de noviembre de 2017
La embajadora de EE. UU. para las Naciones Unidas, Nikki Haley, habla en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la investigación del ataque con armas químicas en Siria. 17 de noviembre de 2017 Brendan McDermid / Reuters

Este sábado, Donald Trump anunció su salida del Pacto Mundial de la ONU que busca tratar la migración y las condiciones de los refugiados. La razón de Trump es que este pacto es “incompatible” con su política migratoria.

Anuncios

“America first”. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, está decidido a aplicar el eslogan de su campaña electoral al pie de la letra. Este sábado, anunció que el país no hará ya parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas que trabaja por coordinar un consenso internacional sobre la migración.

Para Trump, el acuerdo conocido como ‘Global Compact on Migration’ es “incompatible” con la política migratoria de la actual administración americana. “Hoy la Misión de los Estados Unidos ante la ONU informó a su Secretario General de que el país pone fin a su participación en el Pacto Mundial sobre la migración”, anunció mediante un comunicado.

En septiembre de 2016, los 193 miembros de la Asamblea General de la ONU adoptaron por unanimidad un texto llamado ‘Declaración de Nueva York’ sobre los migrantes y refugiados que pretendía mejorar el trabajo internacional de acogida y ayuda a estas personas.

Sobre la base de esta declaración, el Alto Comisionado para los Refugiados se hizo cargo de la propuesta, que contemplaba dos ejes de acción para responder a esta problemática. Fue entonces que el gobierno de Barack Obama decidió suscribirse a este compromiso.

Un pacto “incompatible” con los principios de la administración Trump

Pero hoy el argumento de Trump es que este acuerdo “contiene numerosas disposiciones que son incompatibles con las políticas de inmigración y refugiados de los Estados Unidos y de la administración”, señala el comunicado de la Misión estadounidense ante la ONU.

“Ningún país ha hecho más que los Estados Unidos, y nuestra generosidad continuará. Pero nuestras decisiones sobre políticas de inmigración siempre deben tomarlas los estadounidenses (…). El enfoque global de la Declaración de Nueva York simplemente no es compatible con la soberanía de los EE. UU.”, concluye en el comunicado la embajadora estadounidense para la ONU, Nikki Haley.

No es el primer acuerdo del que se retira Trump y en el que se había involucrada su predecesor Barack Obama. El más reciente ejemplo es el Acuerdo de París sobre el cambio climático o la salida de EE. UU. de la UNESCO (la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24