Elecciones en Brasil 2018

La ecologista Marina Silva, candidata para las presidenciales de Brasil en 2018

La candidata presidencial Marina Silva durante un discurso en un foro organizado por la revista Veja en Sao Paulo de Brasil. 27 de noviembre de 2017
La candidata presidencial Marina Silva durante un discurso en un foro organizado por la revista Veja en Sao Paulo de Brasil. 27 de noviembre de 2017 Leonardo Benassatto / Reuters

La que fue ministra de medio ambiente durante el gobierno de Lula da Silva anunció su precandidatura para participar en los comicios presidenciales del próximo octubre. Sería la tercera vez que se presenta a unas elecciones.

Anuncios

La líder ecologista Marina Silva anunció este sábado en Brasilia su precandidatura para las elecciones presidenciales de Brasil del año que viene. Silva busca así la nominación de su partido Red Sustentabilidad (REDE), que fundó en 2013, para disputar por tercera vez la presidencia del país.

La también exsenadora y exministra de medio ambiente de 59 años ya estuvo en el poder durante el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) con quien, de ser elegida por el congreso nacional de su formación, se enfrentaría en los comicios de 2018.

Aunque no será hasta abril que pueda aprobarse esta candidatura, algunas encuestas como la del instituto brasileño Datafolha dejan entre un segundo y tercer lugar a Marina Silva, por detrás de Lula da Silva (Partido de los Trabajadores) y codo a codo con el diputado federal y militar de extrema derecha Jair Bolsonaro (Partido Social Cristiano).

Hasta ahora, Silva se ha postulado en las elecciones generales de 2010 y 2014, sin alcanzar nunca la segunda vuelta, pero con unos resultados del 19% y el 22% de votos respectivamente.

Para ella, esta candidatura es para “los brasileños que quieren un país libre de corrupción”, en referencia a la campaña anticorrupción en el país iniciada hace tres años y que afecta a numerosos partidos y personalidades, entre ellas a Lula da Silva, condenado a nueve años y medio de prisión por supuesta corrupción pasiva y lavado de dinero. Si las cargas se confirman, Lula no podría llegar a ser candidato.

La precandidata ambientalista criticó también las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Michel Temer. Según ella, Brasil necesita otras medidas diferentes. “Un gobierno con un 3% de aprobación no tiene como construir reformas importantes”, afirmó en Brasilia.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24