Saltar al contenido principal

Los rebeldes hutíes afirman que el expresidente yemení Saleh está muerto

2 min
Anuncios

Saná (AFP)

Los rebeldes hutíes de Yemen afirmaron este lunes que el expresidente Alí Abdalá Saleh, con quien entraron en conflicto la semana pasada, murió en los combates de la capital, Saná.

"El Ministerio de Interior (controlado por los rebeldes) anuncia el fin de la milicia de la traición y la muerte de su jefe (Alí Abdalá Saleh) y de un número de sus partidarios criminales", dijo la cadena de televisión de los hutíes, Al Masirah, citando un comunicado.

La muerte del expresidente, de 75 años, no fue confirmada por su partido, el Congreso Popular General (CPG), ni por nadie de su entorno.

Justo antes del anuncio de los hutíes, fotos y videos, supuestamente grabados por los rebeldes, circulaban en las redes sociales. En ellos se podía ver lo que parece la cabeza del exmandatario, sin vida, con una profunda herida en la parte trasera.

En un video se veía su cuerpo transportado en una tela estampada de flores, con el rostro inerte y la camisa llena de sangre.

Un fotógrafo de la AFP pudo acercarse a su residencia, en Hadda, un barrio del sur de la capital, pero no pudo acceder a ella. Pudo comprobar sin embargo que el edificio había sufrido daños por los combates.

Alí Abdalá Saleh presidió Yemen durante 33 años antes de ceder el poder en 2012 por la presión de la calle. En 2014, se alió con los rebeldes hutíes, apoyados por Irán, para tomar el control de Saná.

Pero esta alianza se rompió esta última semana, entre combates de las dos facciones y acusaciones de traición. Responsables hutíes lo habían amenazado de muerte.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.