Tasa básica de Brasil debe llegar el miércoles a su mínimo histórico

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

El Banco Central de Brasil (BCB) debería recortar el miércoles su tasa básica en medio punto porcentual, a 7%, un mínimo histórico propiciado por la rápida caída de la inflación.

Las proyecciones, sin embargo, divergen respecto a 2018 y hay quienes temen que la tasa vuelva a subir, a causa de las incertidumbres sobre la continuidad del programa de ajustes del presidente Michel Temer después de las elecciones de octubre.

Las expectativas del mercado publicadas por la encuesta Focus, del BCB, se mantienen inalterables desde hace doce semanas: en su última reunión del año, el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB rebajará de 7,5% a 7% la tasa Selic, en su décimo recorte consecutivo.

La Selic, principal instrumento de lucha contra la inflación, tocaría así su mínimo histórico. El anterior, de 7,25%, rigió desde octubre de 2012 hasta abril de 2013.

Cuando empezó el ciclo de recortes, en octubre de 2016, se hallaba a 14,25%, en un marco que combinaba una recesión económica profunda con una inflación galopante.

Pero el índice de precios (IPCA) cayó de 10,67% en 2015 a 6,29% en 2016 y a 2,74% en la evolución en doce meses hasta octubre de este año. En junio, hubo incluso un índice inflacionario negativo por primera vez desde 2006, lo cual obligó al BCB a aclarar que no veía ningún riesgo de deflación.

De acuerdo con el mercado, 2017 cerrará con una inflación de 3,03%, casi en el piso de la meta del BCB (cuyo centro es de 4,5%, con un margen de 1,5 puntos hacia arriba o hacia abajo). En 2018, debería llegar a 4,02%.

La caída de precios permitió reactivar el consumo y apuntalar el lento despegue de la economía brasileña, que creció 0,9% en los primeros nueve meses del año (respecto al mismo periodo de 2016), después de haberse contraído 3,5% tanto en 2015 como en 2016.

Los analistas consultados por Focus prevén un crecimiento del PIB de 0,89% este año y de 2,60% en 2018.

Temer, que el año pasado reemplazó a la destituida mandataria de izquierda Dilma Rousseff, presenta la caída de precios y la salida de la recesión como resultados de sus ajustes y de la recuperación de la confianza de los inversores.

- Incertidumbres políticas y futbolísticas -

Para 2018, los analistas divergen de manera sorprendente sobre la evolución de la Selic.

De 39 economistas consultados por el diario económico Valor, 19 piensan que la tasa tendrá un nuevo recorte, 13 creen que permanecerá en 7% y otros siete prevén que la Selic volverá a subir.

"La incertidumbre es muy grande y por eso es tan grande la dispersión", dijo a la AFP Marcos Melo, profesor de finanzas del Inbec (Instituto Brasileño de Estudios de Mercado).

Pesarán sobre la economía "muchos factores, desde la elección y las tentativas de aprobación de la reforma de las jubilaciones hasta la Copa del Mundo" en Rusia, añadió.

La perspectiva de ganar una Copa suele "aumentar la confianza de los consumidores", que se dicen que "el futuro debe ser mejor", explica.

El gobierno busca hacer aprobar, al menos parcialmente, una reforma de las jubilaciones considerada esencial para sanear el abultado déficit público.

Pero Temer y su ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, encuentran resistencias en los diputados de su propia base para votar un proyecto impopular, a diez meses de las elecciones presidenciales y legislativas.

Otro factor de incertidumbre reside en el resultado de esas elecciones, en las que hasta ahora no ha despuntado ningún candidato fuerte comprometido con la continuidad de los ajustes.

Las encuestas sitúan con persistencia a la cabeza de las presidenciales al exmandatario de izquierda Lula da Silva (2003-2010), seguido de lejos por el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro.

El BCB ya advirtió a fines de octubre que veía espacio para una "reducción moderada" de la tasa en diciembre, pero que quería preservar su "libertad de acción" para efectuar "un balance de riesgos", antes de decidir si daba continuidad al ciclo.

La primera reunión del Copom en 2018 se celebrará en febrero.