La OSCE aborda el eventual despliegue de fuerzas de paz en Ucrania

Anuncios

Viena (AFP)

Los ministros de Exteriores de los 57 miembros de la OSCE se reúnen este jueves en Viena, con el estadounidense Rex Tillerson y el ruso Serguei Lavrov, para abordar el controvertido despliegue de fuerzas de paz en Ucrania.

La reunión anual de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se celebra en momentos en que las relaciones entre Washington y Moscú atraviesan un difícil momento.

El conflicto en Ucrania es, según Tillerson, un "obstáculo persistente" a una mejoría con Moscú.

"Alcanzamos un punto bajo en lo que concierne a la confianza entre los principales actores", declaró el jueves antes de la apertura de la reunión el secretario general de la organización, Thomas Greminger.

Al margen de la conferencia de la OSCE, Tillerson se entrevistará con su homólogo ruso y tratarán sin duda el tema controvertido de un despliegue de fuerzas de paz en Ucrania.

Moscú sugirió el despliegue de Cascos Azules para proteger a los observadores de la OSCE a cargo de supervisar el frágil alto el fuego entre Kiev y los rebeldes separatistas.

Pero las potencias occidentales piden que se extienda el mandato de una fuerza de paz a toda la región disputada del este de Ucrania.

El miércoles, Tillerson denunció "la agresión rusa" en Ucrania, asegurando que la "prioridad" en ese país es "poner fin a la violencia" desplegando fuerzas de paz. Unos 600 observadores de la OSCE tienen la misión de controlar el respeto del acuerdo de paz concluido en Ucrania.

La OSCE fue creada durante la Guerra Fría para facilitar el diálogo entre el bloque del este y el del oeste. Desde que estalló la crisis ucraniana, la organización sirvió de foro en donde Ucrania, Rusia, la Unión Europea y EEUU pudieron dialogar.