Atentado a la AMIA en Argentina: drama y maraña judicial

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires sigue provocando daños con su onda expansiva.

Dos expresidentes fueron acusados en causas paralelas, un fiscal murió en circunstancias que están siendo investigadas y 23 años después ninguna persona ha sido condenada, aunque todas las sospechas conducen a Irán.

- El atentado -

El 18 de julio de 1994 una bomba destruyó la sede de la mutual judía AMIA dejando 85 muertos y unos 300 heridos, el ataque más grande contra la comunidad judía después de la Segunda Guerra Mundial.

Así lo sostiene la comunidad judía argentina, con unos 300.000 integrantes, la segunda en número de América, detrás de la de Estados Unidos.

En un contexto de extrema tensión entre Israel e Irán, Buenos Aires había sufrido otro atentado dos años antes: el 17 de marzo de 1992 una bomba voló la embajada de Israel, causando 29 muertos y unos 200 heridos.

- Fiscal Nisman muerte y misterio -

Alberto Nisman fue fiscal de la causa AMIA, nombrado como fiscal especial por el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) para esclarecer un muy demorado expediente.

Durante su investigación se pusieron a su disposición recursos extraordinarios para determinar la causa, que estuvo en sus manos por una década y a la que se dedicó en forma exclusiva.

Cuando estaba a cargo promovió el arresto del exembajador de Irán en Buenos Aires, Hadi Soleimanpour, detenido en Londres en 2003 pero luego liberado tras pagar una fianza por falta de pruebas, según la justicia británica.

También fueron acusados Moshen Rabbani, agregado cultural en 1994 de la embajada iraní en Argentina, el expresidente Ali Akbar Rafsanjani (1989-1997), el exministro de Inteligencia Ali Fallahijan, el exjefe de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai, el exministro de Defensa Ahmad Vahidi. Argentina pidió su captura internacional, que nunca cesó.

El fiscal fue hallado sin vida con un disparo en la cabeza en su departamento el 18 de enero de 2015.

Su muerte se produjo días después de haber presentado una denuncia en la que acusó a la entonces presidenta Cristina Kirchner y a varios de sus funcionarios por encubrimiento de iraníes acusados como responsables del atentado.

Dos días después de su fallecimiento debía acudir a dar explicaciones al Congreso sobre su denuncia.

La justicia sigue sin determinar si se trató de un suicidio o un homicidio, como sostiene su familia.

- Dos expresidentes acusados de encubrimiento -

La investigación del atentado a la AMIA comprende una maraña de causas paralelas.

- MENEM: El expresidente y actual senador Carlos Menem (1898-1999) está siendo juzgado en una de ellas por el desvío de la investigación.

El proceso está en etapa de alegatos y no tiene ningún detenido.

Junto a Menem, son juzgados el exjuez federal que tuvo la causa Juan José Galeano, dos exfiscales, un excomisario, un exjefe de Inteligencia y un exalto dirigente de la comunidad judía.

- KIRCHNER: En otra causa, Kirchner (2007-2015) es investigada por presunto encubrimiento de iraníes acusados por el atentado.

Un juez la procesó, pidió su desafuero -Kirchner es senadora y tiene inmunidad parlamentaria- y ordenó su arresto junto al de su excanciller Héctor Timerman, de un asesor cercano, Carlos Zannini y otros exfuncionarios.

A todos los acusa de "traición a la patria" por firmar un pacto que fue aprobado por el Congreso argentino en 2012 y que buscaba indagar a los iraníes acusados en Teherán ante la negativa de Irán de conceder su extradición.

El pacto nunca llegó a ponerse en práctica porque no fue refrendado por el parlamento iraní.