Informe relata abusos y explotación de niños en el centro de Sao Paulo

Anuncios

Sao Paulo (AFP)

Más de la mitad de los niños de 2 a 6 años que residen en el centro de Sao Paulo padece una "extrema violación de derechos", afirma un informe de una ONG divulgado este viernes.

"Estos niños tienen señales de abuso y explotación, viven situaciones muy adversas, son víctimas de negligencia y de violencia doméstica", comentó Raniere Pontes, portavoz de la ONG Visao Mundial, a cargo del estudio que aspira contribuir con programas que actúan en la zona, delimitada por cinco barrios.

En el conjunto de Sao Paulo, la mayor ciudad de América del Sur, hay 77.290 niños en situación de abuso, negligencia y explotación, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

De ese total, 2,25% viven en el centro de la capital económica de Brasil, precisó Pontes.

"Queremos mostrar esta situación, llevarla al poder público. Es necesario dialogar para definir acciones concretas de intervención en este contexto", añadió.

El 29% de esos niños de 2 a 6 años dijo consumir alimentos de la calle.

El reporte también reveló que 37% de los niños de 7 a 11 años es víctima de violencia doméstica.

El trabajo infantil y el trato negligente también surgieron como indicadores en el mapa de la situación.

Los datos corresponden a niños y adolescentes con un núcleo familiar, que además de acudir a la escuela, se benefician de programas sociales en el centro.

Otro es el panorama para los que están parcial o totalmente en situación de calle.

Casi un tercio de los niños y adolescentes observados permanecen en la región conocida como Cracolandia, por haberse convertido en los últimos años en un punto de distribución y consumo de crack a cielo abierto que se extiende por varias manzanas.

Según el estudio, 64% de los jóvenes observados en situación total o parcial de calle consume algún tipo de droga, siendo un tipo de solvente la más utilizada. Menos de una cuarta parte va a la escuela.

En total, fueron consultados 586 niños y adolescentes entre 2 y 17 años, 22 de los cuales se encuentran en situación de calle.