El Rey de Copas tras su Maracanazo en la final de la Sudamericana

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Independiente se frota las manos. El argentino buscará el miércoles levantar la Copa Sudamericana 2017 y anotarse su 'Maracanazo' cuando visite al Flamengo después de la victoria 2-1 que obtuvo en la ida en Buenos Aires la semana pasada.

A Independiente le bastará un empate para conseguir su segunda Copa Sudamericana, que sumará en la vitrina a la que ganó en 2010.

"Flamengo se nos va a venir con todo", vaticinó el defensor de Independiente Gastón Silva. "Pero tenemos un equipo de jerarquía y buscaremos lastimarlo", advirtió el uruguayo.

Independiente dio la vuelta en el Maracaná en 1995, pero aquélla vez fue con la Supercopa en alto y tras un derrota 1-0 con el 'Fla' que sin embargo revirtió por diferencia de goles merced a un 2-0 en el cotejo de ida.

"Independiente ya ganó en el '95 y metió dos goles en el partido de ida, ¿no?", dice con picardía Maximiliano Meza, autor del gol del triunfo ante Flamengo con un derechazo letal en Avellaneda.

El director técnico de Independiente Ariel Holan confía en el jugador. "Meza casi nunca falla cuando debe definir", dijo.

"Allá la cancha va a estar repleta y será durísimo", dijo Meza. "Pero nosotros también seremos un rival difícil, será un partido parejo e intentaremos imponer nuestras ideas. Somos muy fuertes de visitantes", aseguró.

El 'Rey de Copas' está empeñado en hacer brillar su trono. Ganó siete veces la Copa Libertadores, cuatro de ellas consecutivas en la década de los años 70. Conquistó tres veces la Copa Interamericana, dos la Supercopa Sudamericana, una la Copa Sudamericana, una Recopa Sudamericana y dos Intercontinentales.

Es el equipo sudamericano con más títulos internacionales. Y ahora va por una nueva estrella.

- Furor rojo -

La presión de un Maracaná rebosante de aliento para el Flamengo será un aditamento a tener en cuenta. La hinchada de Independiente agotó de un plumazo las 4.000 entradas que se pusieron a la venta en Buenos Aires.

"Si nos daban 15.000 o 20.000 entradas las vendíamos, no me sorprende", dijo Holan sobre el apoyo de la hinchada de los 'Diablos Rojos' a este equipo que a su juicio "es el verdadero Independiente".

"Es hora de que se vuelva a valorar a Independiente porque estuvo muchos años dormido", dijo el entrenador cuyo futuro al frente del equipo es aún una incógnita.

El director técnico confía en jugar el partido que quiere.

"Se sabe que es una final, lo que va a incrementar las chances es jugarlo como podemos hacerlo", dijo.

Para Meza será clave mantener la paciencia.

"Tendremos que estar más tranquilos, ser pacientes y evitar jugar tan apurados como en la ida", dice Meza a la hora de buscar la clave que los conduzca al triunfo.

Sin embargo el jugador desdeñó la presión de jugar de visitante.

"Acá ya hemos jugado en estadios repletos y nos sentimos cómodos. Nada va a impedir que Independiente salga a buscar el partido", aseguró Meza que llegó al club de la mano del exentrenador Gabriel Milito.

- Punto débil -

Para Silva el punto débil de Independiente es el juego aéreo.

"Hemos recibido los últimos goles de pelota quieta, hay que estar más atentos. Esos errores pueden costar caro en estas instancias, y hay que minimizarlos para sumar en lo que somos fuertes", dijo el defensor charrúa.

La final puede ser el último partido en Independiente para el juvenil Ezequiel Barco, la joya del equipo de Holan cuyo pase a la liga de Estados Unidos es un secreto a voces.

"Soñamos con meter un 'Maracanazo'. Será hermoso jugar en esa cancha inmensa que va a estar repleta. Me imagino levantando la Copa", afirmó.

Al jugador, considerado por Holan como "un diamente en bruto", lo apadrina Ricardo 'El Bocha' Bochini, leyenda viviente de Independiente.

El 'Bocha' también da su consejo: "En el Maracaná hay que salir a atacar. No hay que ir por un empate porque si hacés eso te meten tres goles. Tenés que viajar pensando en meter uno o dos goles y alejarlos de tu área porque si se acercan te meten centros y son buenos en el juego aéreo", dijo

Holan lo invitó para que acompañe al plantel a Rio. "No se si voy a ir porque me pondría nervioso", confesó al diario Olé.