En España, el "tesoro de Sijena" genera polémica con los independentistas catalanes

Anuncios

Madrid (AFP)

Una operación policial de recuperación de un conjunto de obras de arte que pertenecieron a un monasterio del norte de España, el llamado "tesoro de Sijena", generó este lunes protestas en Cataluña y acusaciones de "expolio" por parte de los independentistas.

Unos agentes de la Guardia Civil y de los Mossos de Esquadra, la policía catalana, se posicionaron por la mañana en las inmediaciones del museo de la ciudad de Lérida, donde se encontraban las 44 obras, mientras los técnicos especializados preparaban el traslado.

"Se han de trasladar obras de arte de Lérida a Sijena por orden judicial y se ha montado un dispositivo para que se pueda cumplir", declaró a la AFP un portavoz de los Mossos.

Según las imágenes de televisión, el dispositivo provocó protestas frente al museo. "¡Manos arriba, esto es un atraco!", gritaban los manifestantes apoyados por el partido independentista y anticapitalista catalán CUP.

El traslado se inscribe en un conflicto de años entre la región de Aragón, que reclama estas obras, y su vecina Cataluña, que las compró a unas monjas del monasterio de Villanueva de Sijena y ahora las considera parte de su patrimonio.

El "tesoro de Sijena" se compone de 97 obras, de las cuales 51 ya han sido restituidas por orden judicial.

Las que se encuentran en Lérida fueron vendidas por las monjas en 1983 por diez millones de pesetas de la época, sin consultar a las autoridades regionales o nacionales.

Entre ellas figuran tres cajas sepulcrales pintadas del siglo XV y tablas de retablo de los siglos XVI y XVIII.

La región de Cataluña está bajo mando directo del gobierno central español desde el 27 de octubre, a raíz de su fallida declaración unilateral de independencia.

Los independentistas consideran que el hecho de dar ahora la orden de entregar estas obras, que había sido bloqueada por el gobierno catalán, es un aprovechamiento de la situación.

El presidente catalán destituido por el gobierno central, Carles Puigdemont, denunció en su cuenta de Twitter la operación, llevada a cabo, según él, "con nocturnidad y utilizando una policia militarizada, aprovechando un golpe de Estado para expoliar a Cataluña".

"Las resoluciones judiciales conviene acatarlas", contestó simplemente el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, desde Madrid.

El monasterio, que se incendió durante la Guerra Civil, fue declarado monumento nacional en 1923 por su gran valor artístico. Fue fundado por Sancha de Castilla, reina consorte y esposa del rey de Aragón en 1188 y por allí pasaron nobles de alto linaje.