EEUU dice que Irán fabricó misil que hutíes lanzaron a Arabia Saudí

Anuncios

Washington (AFP)

La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, aseguró este jueves que Irán fabricó el misil que los rebeldes hutíes de Yemen lanzaron contra Arabia Saudí a principios de noviembre.

La diplomática aseguró además que Teherán ha violado las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU diseñadas para limitar su actividad armamentística.

Desde una base militar en Washington, la embajadora estadounidense reiteró que el rastro de Irán está en el arma lanzada el 4 de noviembre contra un aeropuerto de Irán.

"Fue fabricado en Irán y luego enviado a los milicianos hutíes en Yemen", explicó. "Desde ahí, fue lanzado contra un aeropuerto civil con el potencial de matar a cientos de civiles inocentes en Arabia Saudí".

Irán negó "categóricamente" las acusaciones, al subrayar que "no tienen fundamento" y que son "irresponsables, provocadoras y destructivas", declaró el portavoz de la misión iraní en Naciones Unidas, Alireza Miryousefi.

"Estas supuestas pruebas son tan fabricadas como otras presentadas en el pasado", afirmó.

"El gobierno estadounidense tiene una agenda y constantemente engaña a la opinión pública para que crea casos que se inventan", agregó.

La misión iraní señaló además que las acusaciones de Haley tienen el objetivo de desviar la atención de la guerra en Yemen, en la que Arabia Saudí -aliado de EEUU- lidera una coalición militar.

- El origen del misil -

Haley ha pedido al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas endurecer su postura ante Irán, acusando a Teherán de hacer tratos ilegales de armas en Yemen, Líbano y Siria.

Un informe confidencial enviado al Consejo de Seguridad sostiene que funcionarios de la ONU que examinaron restos de misiles disparados en Arabia Saudí hallaron un "origen común", pero no se alcanzó una conclusión firme sobre si fueron elaborados por alguna empresa iraní.

Haley dijo que el artefacto era misil balístico Qiam de corto alcance y señaló que las válvulas encontradas demuestran su procedencia. El Qiam-1 se basa en un diseño modificado de los misiles Scud.

"Las revelaciones de hoy [por jueves] demuestran una vez más que la peligrosa presencia de Irán en Oriente Medio está creciendo, a pesar de sus intentos por engañar al mundo", aseguró en un comunicado el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon.

"La amenaza de misiles iraníes se extiende desde el Golfo Pérsico, a través de Yemen, Siria, Líbano y Gaza", agregó.

- Campaña militar -

El informe del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres --que fue obtenido por la AFP--, señala que los funcionarios siguen analizando la información recibida.

Otro equipo de expertos de la ONU que examinó los fragmentos de misiles el mes pasado durante su visita a Riad encontró un posible vínculo posible con un fabricante iraní, el Grupo Industrial Shahid Bagheri, que figura en la lista negra de la ONU.

Los especialistas, que informan al Comité de Sanciones de Naciones Unidas, hallaron un componente marcado por una insignia similar a la de la firma proscrita, que es una filial de Organización de Industrias Aeroespaciales de Irán.

Guterres dijo en su informe que los funcionarios vieron el logo, pero siguen analizando la información.

Behnam Ben Taleblu, principal analista de Irán de la Fundación para la Defensa de las Democracias, dijo a la AFP que la aparente disposición de Irán de arriesgarse a transferir misiles a los hutíes indica que la escena yemení "puede no ser tan periférica para Teherán como se suponía."

Además de dirigir una campaña militar en Yemen, Arabia Saudí ha desplegado costosos misiles Patriot en su territorio para protegerse.

Los recientes lanzamientos de misiles por parte de Irán han disparado las acusaciones estadounidenses de que Teherán está violando el espíritu del acuerdo nuclear, que firmó en 2015 con las grandes potencias.

"Esto no tiene que ver sólo con el programa nuclear. Tiene que ver con todo lo que están haciendo. Irán cree que se le ha dado un cheque en blanco", acusó Haley.