El líder de Hamas convoca nuevas manifestaciones por Jerusalén

Anuncios

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP)

El líder del movimiento palestino Hamas, Ismail Haniyé, llamó a manifestarse todos los viernes en los países musulmanes y los Territorios Palestinos para protestar contra la decisión de EEUU de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

"Llamamos a la nación a convertir cada viernes -el día de la gran oración musulmana- en un día de ira y de revolución en todas las capitales y ciudades hasta que obtengamos la anulación de la decisión de [Donald] Trump", declaró ante decenas de miles de simpatizantes reunidos este jueves en Gaza para celebrar el 30º aniversario de la creación de Hamas.

"Pedimos a las Iglesias, al papa y a nuestros hermanos cristianos que dediquen sus oraciones del domingo a Jerusalén", añadió el líder del movimiento islamista armado que controla el enclave palestino de Gaza.

Desde que Trump anunciara, el 6 de diciembre, el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, los Territorios Palestinos fueron a diario escenario de manifestaciones.

También hubo protestas en varios países musulmanes y en algunas capitales occidentales.

Durante el mismo periodo, al menos 12 cohetes y obuses procedentes de la Franja de Gaza alcanzaron Israel, provocando una reacción del ejército israelí que atacó diez objetivos en el enclave palestino, matando a dos miembros de Hamas. Otros dos palestinos fallecieron en choques con soldados israelíes en la frontera del enclave.

Los dirigentes de Hamas y representantes de otros movimientos palestinos, incluido el partido Al Fatah, del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, participaron en la manifestación de este jueves en Gaza.

Hamas y Fatah firmaron un acuerdo de reconciliación, en virtud del cual el movimiento islamista se compromete a devolver el poder en la Franja de Gaza a la Autoridad Palestina, dominada por Fatah y reconocida internacionalmente como representante del pueblo palestino.

El traspaso de poder todavía no se ha llevado a cabo debido a divergencias persistentes entre los dos movimientos palestinos.

Considerado como una organización "terrorista" por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea (UE), Hamas tomó el poder en Gaza en 2007, tras un enfrentamiento con Al Fatah.