Pederastia

Australia califica de “tragedia nacional” la pederastia en su país

Los volúmenes del informe final de la Comisión que investigó la pederastia en instituciones públicas y religiosas de Australia.
Los volúmenes del informe final de la Comisión que investigó la pederastia en instituciones públicas y religiosas de Australia. Jeremy Piper/EFE

Una investigación de cinco años sobre abuso sexual infantil, sacó a la luz pública que durante décadas miles de niños fueron abusados dentro de instituciones australianas, la mayoría de ellas católicas.

Anuncios

El abuso sexual en menores de edad dentro de instituciones públicas, la mayoría de ellas religiosas, es “una tragedia nacional” para Australia, así lo definió una investigación de la Comisión Especial sobre la pederastia de este país.

El informe de 17 volúmenes señala que "decenas de miles de niños fueron abusados sexualmente en las instituciones australianas. Nunca sabremos la cifra, pero cualquiera que sea, supone una tragedia nacional perpetrada durante generaciones dentro de nuestras más respetadas instituciones".

Durante cinco años la Comisión realizó entrevistas a más de 8.000 víctimas de abusos cometidos en más de 4.000 establecimientos educativos y recreativos desde la década de 1920.

Durante la investigación se tomaron 6.875 casos de supuesto abuso sexual y como resultado se evidenció que más de la mitad de las víctimas tenían entre 10 y 14 años de edad cuando fueron abusados sexualmente por primera vez con un promedio de tiempo de agresiones de 2 años aproximadamente.

Comisión hace pedidos a la Iglesia católica

La Comisión solicita dentro del informe que la Conferencia de Obispos de Australia le pida al Vaticano que se enmiende la ley canónica para que el celibato no sea obligatorio, se trate el abuso sexual contra menores como un crimen y que el secreto de confesión no se aplique a los casos de pederastia.

"Para muchos miembros del clero y religiosos, el celibato es una idea inalcanzable que hace que se viva una doble vida y contribuye a una cultura del secreto y la hipocresía y esta cultura parece haber contribuido a que se soslaye la transgresión del celibato y se minimice el abuso sexual como un lapso moral perdonable", sostiene el informe.

Una vez conocido el informe, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, anunció que el Gobierno destinará unos 40 millones de dólares para desarrollar las recomendaciones dadas por este informe.

La investigación involucró al clérigo católico más antiguo de Australia, George Pell, ahora el jefe de finanzas del Vaticano y que actualmente está acusado de múltiples delitos sexuales, con una audiencia de acusación en marzo debido a que debe decidir si hay pruebas suficientes de la fiscalía para que el caso en su contra vaya a juicio.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24