La Casa Blanca busca relanzar proceso de paz israelo-palestino

Anuncios

Washington (AFP)

La Casa Blanca va a renovar sus esfuerzos para relanzar el proceso de paz israelo-palestino, trastocado por la decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel, afirmaron este viernes altos funcionarios estadounidenses.

Según esos responsables, ese relanzamiento diplomático se dará a partir de la próxima semana, en medio de una evidente preocupación por reducir la tensión tras la polémica decisión del mandatario estadounidense, quien recibió una condena casi unánime en la escena internacional y reavivó la violencia en Medio Oriente.

Los estadounidense basan sus esperanzas en la visita del vicepresidente Mike Pence, quien es esperado el miércoles en Jerusalén.

"Ese viaje es de una manera el fin de ese capítulo y el comienzo de uno nuevo. Seguimos concentrándonos en el proceso de paz y cómo podemos conducir esta situación hacia una conclusión", explicó uno de los responsables, bajo condición de anonimato.

A Pence debe acompañarlo Jason Greenblatt, emisario de Trump para Medio Oriente, quien no se ha encontrado con sus interlocutores palestinos tras la decisión presidencial.

Pero, sintomático de las heridas dejadas por el anuncio de Trump del 6 de diciembre sobre Jerusalén, el presidente palestino Mahmud Abas desde ya declinó el encuentro.

"Entendemos que los palestinos necesiten un plazo para la reflexión, no es un problema", reaccionó otro alto responsable estadounidense.

"Estaremos listos cuando los palestinos estén listos" para hablar, insistió.

Y agregó que la Casa Blanca no tiene "ninguna fecha límite" para llegar a un acuerdo.

La situación en el terreno es sin embargo delicada: cuatro palestinos murieron y centenares de otros resultaron heridos este viernes en enfrentamientos con fuerzas israelíes.

Abas acusó a Trump de haber "ofrecido Jerusalén como regalo al movimiento sionista" y estimó que Estados Unidos ya no tiene ningún papel que desempeñar en el proceso de paz.