Muere en protesta el palestino que había perdido sus piernas por la violencia en 2008

Anuncios

Gaza (Territorios Palestinos) (AFP)

Desde que Ibrahim Abu Thurayeh perdió sus piernas en un ataque israelí hace una década, él en silla de ruedas ha sido una de las imágenes que se repite en las protestas en Gaza, pero el viernes el joven de 29 años murió baleado durante los incidentes.

El viernes, Ibrahim se convirtió en el cuarto palestino muerto durante el día de protestas por la decisión estadounidense de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Después de que se confirmó que fue una de las víctimas de la jornada, su imagen comenzó a circular en las redes sociales entre los palestinos.

El joven de 29 años nunca se casó y todavía vivía con sus padres. Desde que en 2008 perdió las piernas en una incursión israelí al campo de refugiados de Al Bureij nunca logró tener un trabajo estable.

"Él fue herido en 2008 por un helicóptero israelí que lo identificó después de que él derribara una bandera israelí y levantara en su lugar la enseña palestina en la frontera", contó a la AFP su hermano Samir, después de que se confirmara la muerte de Ibrahim este viernes.

"Eso no le impidió seguir protestando por Jerusalén. Él iba solo cada día a la frontera", dijo.

Los fotógrafos de la AFP relataron que su presencia era constante en las manifestaciones en los últimos años.

A la salida de la oración musulmana del viernes, decenas de miles de personas se manifestaron en la Franja de Gaza y en Cisjordania ocupada.

Una parte de los manifestantes se enfrentaron luego a soldados y policías israelíes, que respondieron a las pedradas de jóvenes palestinos con disparos con balas reales o de goma y gases lacrimógenos, en Ramala, Belén, Hebrón, Qalandiya y cerca de Naplusa, en Cisjordania.

En la Franja de Gaza, cientos de palestinos desafiaron a las fuerzas israelíes al pie de la barrera de cemento y metal que cierra herméticamente la frontera. Los soldados israelíes mataron a tiros a dos de ellos, Yaser Sokar, de 32 años, y Ibrahim Abu Thurayeh.

En Anata, una localidad entre Cisjordania y Jerusalén, un tercer manifestante palestino, Basel I., de 24 años, murió por fuego israelí.

Y en la salida de Ramala, Mohamed Aqal, de 29 años, murió al recibir tres disparos de policías israelíes a los que había atacado. Iba equipado con lo que parecía un cinturón de explosivos y sucumbió a sus heridas horas después en el hospital.

En varios videos registrados este viernes, se ve a Ibrahim agitando una bandera palestina y haciendo la señal de la victoria a los soldados israelíes apostados en la frontera.

"Yo quiero ir allí", dijo Ibrahim, en referencia al otro lado de la frontera, según los vídeos, donde se ve acompañado por otros jóvenes con banderas palestinas, algunos de los cuales arrojan piedras a los soldados.