Congresista de EEUU acusado de acoso sexual no buscará reelección

Anuncios

Washington (AFP)

El legislador demócrata estadounidense Ruben Kihuen no buscará la reelección, informaron medios locales este sábado, un día después de que el Comité de Ética de la Cámara de Representantes anunciara que investigaba denuncias de acoso sexual en su contra por parte de dos mujeres.

Kihuen negó las acusaciones, pero señaló en un comunicado que podrían ser "una distracción de una discusión justa y exhaustiva en una campaña de reelección".

El Comité de Ética advirtió el viernes que tenía conocimiento de "acusaciones públicas" contra el legislador, quien fue elegido el año pasado.

La primera mujer en presentar una denuncia, publicada por BuzzFeed, aseguró que Kihuen le hizo repetidos avances sexuales y tocó su muslo dos veces sin su consentimiento cuando ella trabajaba en su equipo de campaña en 2016.

Otra mujer, una lobista de Nevada, contó que también fue sometida a repetidos avances de Kihuen cuando era miembro de la asamblea local.

Kihuen, de 37 años, es el último de una serie de políticos alcanzados por acusaciones de acoso sexual.

Dos congresistas demócratas renunciaron o anunciaron su intención de hacerlo este año luego de acusaciones de conducta sexual inapropiada: el representante de Michigan John Conyers y el senador de Minnesota Al Franken.

El Comité de Ética de la Cámara también está llevando adelante investigaciones sobre dos políticos republicanos: Blake Farenthold, acusado de acoso sexual, y Trent Franks, quien pidió a una empleada que actuara como vientre de alquiler para él y su esposa. Franks renunció la semana pasada.

Asimismo, la campaña del republicano Roy Moore para buscar una banca en el Senado por Alabama sufrió un duro golpe luego de que surgieran acusaciones de que décadas atrás abusó sexualmente de menores de edad. Finalmente, Moore perdió la elección a manos del demócrata Doug Jones.