Dos daneses heridos en un ataque al grito de "Allahu Akbar" en Gabón

Anuncios

Libreville (AFP)

Un nigeriano hirió el sábado con un cuchillo a dos ciudadanos daneses en la capital de Gabón, Libreville, en un acto que reivindicó como "represalia por el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel", un ataque inédito en este país de África central.

Las dos víctimas, que realizaban un reportaje en Gabón para el canal National Geographic, fueron apuñalados mientras hacían compras en el pueblo artesanal, un lugar frecuentado habitualmente por los turistas, anunció el ministro de Defensa, Etienne Massard, en la televisión nacional.

"Según los primeros testimonios recabados en el lugar, el autor de la agresión, un nigeriano de 53 años, al parecer cometió su acto gritando Allahu Akbar [Dios es el más grande]. Fue arrestado enseguida", explicó Massard.

El agresor, que lleva 19 años en Gabón, dijo haber actuado "en represalia por los ataques de Estados Unidos contra los musulmanes y el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital del Estado de Israel", añadió Massard.

Los daneses ingresaron en una clínica de Libreville. Uno de ellos sufre una herida grave y está en cuidados intensivos, indicó el portavoz del gobierno, Alain-Claude Bilie-By-Nze.

Por su parte, el ministerio de Relaciones Exteriores danés confirmó en un comunicado que dos ciudadanos daneses habían sido "heridos en Gabón", sin aportar más detalles.

No se precisó la profesión de las víctimas y no se sabe si son periodistas o técnicos ni tampoco se conoce su vínculo exacto con la cadena de televisión estadounidense National Geographic.

"Frente a este acto cobarde, abominable e innoble, el gobierno quiere asegurarle a la población que Gabón no será escenario de actos contrarios a nuestro modo de convivencia ni que atenten contra la paz social", añadió Massard, prometiendo que tanto el autor como "eventuales cómplices" serán llevados ante la Justicia.

Es la primera vez que se produce un ataque yihadista contra occidentales en este pequeño país francófono de África Central, que tiene una población de cerca de 1,8 millones de habitantes.

Los últimos atentados de este tipo ocurrieron en Costa de Marfil y en Burkina Faso, en África del Oeste, pero nunca tan cerca del ecuador como en esta parte del continente.

En Camerún, vecino de Gabón, los ataques islamistas de Boko Haram se han limitado al extremo norte, fronterizo con Nigeria.

En África del Este, en cambio, este tipo de mortíferos ataques se han producido en Kenia y en Uganda, pero relacionados con la problemática de los Al Shabab en la vecina Somalia.