Elecciones en Chile

Sebastián Piñera, el candidato conservador que busca su segunda presidencia en Chile

El candidato presidencial chileno Sebastian Pinera hace un gesto en su mitin de cierre de la campaña en Santiago, Chile, 14 de diciembre de 2017. Foto tomada el 14 de diciembre de 2017
El candidato presidencial chileno Sebastian Pinera hace un gesto en su mitin de cierre de la campaña en Santiago, Chile, 14 de diciembre de 2017. Foto tomada el 14 de diciembre de 2017 Iván Alvarado, Reuters

Sebastián Piñera fue presidente de Chile entre 2010 y 2014. Es el primer político de derecha en subir al poder a través de la vía democrática desde la dictadura militar. Busca un segundo mandato con el apoyo de una coalición conservadora.

Anuncios

El líder del partido 'Chile Vamos', comenzó a surgir como candidato presidencial del bloque en 2016, pero fue en marzo de 2017 cuando anunció que se lanzaría nuevamente en la búsqueda de un segundo mandato.

Con 68 años, Piñera pretende revertir o modificar las reformas promulgadas por la actual mandataria Michelle Bachelet. De acuerdo con su campaña, el expresidente cambiará la ley del aborto que despenaliza la interrupción en tres casos.

Con un presupuesto de 14 mil millones de dólares, el exgobernante propone recuperar el liderazgo y la capacidad de crecimiento de la nación chilena. Además, buscará impulsar un aumento en los puestos de trabajo y pretende reducir la desigualdad social, así como la pobreza.

La clase empresaria, el objetivo de Piñera para la reelección

El empresario, dueño de un patrimonio de 2.700 millones de dólares, asegura pertenecer a la clase media chilena. Piñera piensa implantar un plan de austeridad y aumentar las pensiones sin modificar el modelo privado de seguridad social.

Además, asegura que quiere convertir a Chile en el principal productor de cobre del mundo y lograr así ser el primer país latinoamericano en ostentar el nombre de “nación desarrollada” que otorga la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE).

Piñera busca retomar la confianza de la clase empresarial luego de que Michelle Bachelet instaurara la reforma laboral y aumentara los impuestos a las compañías.

Con el objetivo de atraer a quienes no votaron por él en la primera vuelta, Piñera no dudó en aceptar el respaldo de sus principales rivales en el sector conservador, el diputado José Antonio Kast y el senador Manuel Jose Ossandon.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24