Londres y París apoyan texto de ONU contra decisión de EEUU sobre Jerusalén

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

Reino Unido y Francia, los aliados más cercanos de Washington, respaldarán el proyecto de resolución que se votará este lunes en la ONU para rechazar la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

El Consejo de Seguridad de la ONU someterá a votación la medida propuesta por Egipto que indica que "toda decisión o acción encaminada a alterar el carácter, el estatuto o la composición demográfica" de Jerusalén "no tiene fuerza legal, es nula y carente de validez y debe ser revocada".

Fuentes diplomáticas indicaron que probablemente Estados Unidos use su poder de veto para bloquear la medida, pero que se espera que la mayoría o la totalidad de los otros 14 miembros del Consejo de Seguridad respalden el texto.

El embajador francés ante la ONU, Francois Delattre, calificó al proyecto de resolución de Egipto de un "buen texto" que está "completamente en línea" con las actuales resoluciones de la ONU que reflejan el consenso internacional sobre Jerusalén.

Delattre dijo que Francia lo apoyará, y que espera que una "mayoría abrumadora" de los miembros del Consejo haga lo mismo.

Por su parte, el embajador británico Matthew Rycroft dijo que el texto está alineado con la postura de Londres sobre Jerusalén, y que se trata de un asunto que debe resolverse a través de negociaciones. A pesar del probable veto estadounidense, Rycroft estimó que Estados Unidos "seguirá desempeñando un papel extremadamente importante en la búsqueda de la paz en Oriente Medio".

La decisión de Donald Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel recibió una reprobación casi unánime de la comunidad internacional.

EL proyecto de resolución que se vota este lunes señala que el estatuto de la ciudad santa "tiene que resolverse por la negociación" y que forma parte de las "preocupaciones profundas sobre las recientes decisiones sobre Jerusalén", sin mencionar a Estados Unidos.

Israel tomó el control de la parte oriental de la ciudad durante la Guerra de los Seis Días en 1967 y ve a toda Jerusalén como su capital, mientras los palestinos quieren el este como la capital de un futuro estado.

Varias resoluciones de la ONU exhortan a Israel que se retire del territorio apropiado durante la guerra de 1967 y reafirman la necesidad de poner fin a la ocupación de esas tierras.