Francia dejará la explotación de hidrocarburos de aquí a 2040

Anuncios

París (AFP)

El Parlamento francés adoptó este martes un proyecto de ley para poner fin a la explotación de hidrocarburos en Francia de aquí a 2040, una decisión con importantes consecuencias industriales y medioambientales que algunos políticos y varias ONG consideran insuficiente.

Para concretar la promesa del presidente Emmanuel Macron de "sacar a Francia de las energías fósiles" (petróleo, gas, carbón...), el proyecto de ley prevé la prohibición de nuevos permisos de prospección de hidrocarburos, líquidos o gaseosos, incluso en el mar. Tampoco se darán nuevas autorizaciones para el carbón.

El texto estipula además que los permisos de explotación ya concedidos no se renovarán más allá de 2040 y prohíbe la extracción de hidrocarburos no convencionales como el gas de esquisto, sea cual sea el método utilizado.

Se adoptaron sin embargo dos derogaciones, para disgusto de las ONG ecologistas: la producción podrá continuar después de 2040 si el industrial que posee un permiso no ha cubierto sus gastos respecto a sus prospecciones previas; y se mantiene la explotación de azufre en la cuenca de Lacq, en el suroeste.

"El final de las energías fósiles se está escribiendo, y la Asamblea está escribiendo la primera página", celebró tras la votación el ministro de la Transición Ecológica, Nicolas Hulot.

"Es una ley irreversible pero no brutal", dijo, aunque reconoció que se trata de una "primera etapa" ya que el "texto no tendrá ningún alcance si no se le añaden objetivos de reducción de consumo de energías fósiles".

La oposición derechista denunció, por su parte, "una ley que debilitará" la industria francesa, recordando que "la producción nacional tan sólo corresponde al 1%" del consumo francés de petróleo.