Saltar al contenido principal

Colombia nombra nuevo jefe negociador del gobierno con el ELN

Gustavo Bell se ha desempeñado como embajador de Colombia en Cuba durante la administración Santos.
Gustavo Bell se ha desempeñado como embajador de Colombia en Cuba durante la administración Santos. Cortesía Oficina del Alto Comisionado para la Paz - SIG

El exvicepresidente Gustavo Bell tendrá el reto de liderar un nuevo equipo en unos diálogos que han tenido varias dificultades, entre ellas la zozobra sobre el cese al fuego.

Anuncios

Después de que el exministro Juan Camilo Restrepo pidiera ser relevado el pasado 4 de diciembre de su cargo como jefe negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz con la guerrilla del ELN (Ejército de Liberación Nacional), el presidente Juan Manuel Santos reveló a su sustituto.

Se trata de Gustavo Bell, exvicepresidente del gobierno conservador de Andrés Pastrana (1998 - 2002), quien tendrá que liderar un equipo nuevo para adelantar las negociaciones con esa guerrilla que se llevan a cabo en Quito, Ecuador.

Bell, abogado, barranquillero, miembro del partido Conservador, con experiencia en medios de comunicación, fue además ministro de Defensa. Según el diario El Tiempo, “actualmente se desempeña como embajador de Colombia en Cuba” donde “acompañó de cerca el desarrollo del proceso de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC”.

Los diálogos con el ELN, una guerrilla que tendría 1.500 combatientes y más de 50 años de historia, han sido marcados por varias dificultades y una constante zozobra sobre el alto al fuego.

El ELN, de orientación marxista-leninista, ha dicho que “aunque las partes hemos logrado sostenerlo (el alto al fuego) y ha traído alivios humanitarios para las regiones de mayor conflicto, también ha reportado, durante los 2 meses de ejecución, graves hechos que ponen en riesgo su continuidad”, denunció el grupo armado.

Por su parte, Juan Camilo Restrepo había dicho en su propio balance del cuarto ciclo que había sido “satisfactorio”, lo cual no fue soportado por su contraparte. La salida de Restrepo ahondó la desesperanza en ver avances en ese proceso, el cual fue inspirado en varios puntos por el firmado con las FARC, hoy desmovilizados y convertidos en partido político.

En su balance, los rebeldes consideraron que hubo violaciones “graves e inadmisibles” al alto al fuego como “dos ataques de las fuerzas militares del gobierno a campamentos del ELN” y “ataques” de agentes carcelarios “a presos políticos” en centros penitenciarios.

Este 19 de diciembre el presidente de Colombia dijo que espera que este nuevo equipo con Gustavo Bell al frente pueda “negociar una prolongación y condiciones del cese al fuego”.

Precisamente el alto al fuego es el principal logro de los diálogos de paz con el ELN, que iniciaron en febrero de 2017. En palabras de Santos no es un evento cualquiera pues se logró por primera vez en los 53 años de existencia de esa guerrilla “un cese al fuego y de hostilidades” que “no es perfecto” pero que “ha sido positivo” y “vamos a trabajar para mejorarlo y prorrogarlo en enero”, dijo el mandatario colombiano.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.