Saltar al contenido principal

Marcelo Odebrecht, a prisión domiciliaria

Marcelo Odebrecht, ex director general de Odebrecht SA, es visto dentro de su automóvil cuando arribó a su casa en Sao Paulo, Brasil, el 19 de diciembre de 2017.
Marcelo Odebrecht, ex director general de Odebrecht SA, es visto dentro de su automóvil cuando arribó a su casa en Sao Paulo, Brasil, el 19 de diciembre de 2017. Leonardo Benassatto / Reuters

El expresidente de la gigante constructora brasileña, protagonista de uno de los mayores escándalos de corrupción en América Latina, terminará su condena en una mansión de Sao Paulo.

Anuncios

Marcelo Odebrecht ahora tiene una tobillera electrónica. El otrora poderoso expresidente de la multinacional Odebrecht salió de prisión este 19 de diciembre y continuará pagando su condena por corrupción en su casa.

De la celda en Curitiba de 12 metros cuadrados, donde pagó 2 años y medio de cárcel, el principal delator de su propia compañía pasará a vivir en una mansión de 3.000 metros cuadrados en el exclusivo barrio Morumbí.

Odebrecht es el protagonista de la mayor trama de corrupción contemporánea de América Latina. Su empresa, dedicada a la construcción y una de las mayores de la región, habría pagado cerca de 785 millones de dólares entre 2001 y 2016 en sobornos para ganar contratos de infraestructura según las autoridades estadounidenses.

La colaboración de Marcelo Odebrecht con la justicia, que en definitiva es delatar y dar detalles sobre la trama de sobornos que tendió su empresa, eje central del escándalo “Lava Jato”, ya le está dando réditos. De 31 años y medio de prisión, por  los cargos de “corrupción activa, lavado de dinero y asociación delictiva”, pasó a 10 años gracias a la cooperación con las autoridades.

Tras dos años y medio de prisión, Marcelo Odebrecht pasará los próximos dos años y medio en prisión domiciliaria, otros dos años y medio en régimen semiabierto (podrá salir de día a trabajar) y los últimos dos años y medio en régimen abierto (tendrá que estar los fines de semana en casa).

Pero los beneficios que recibe el cerebro de Odebrecht no ha sido gratis. El ‘ventilador’ que encendió, presionado por las autoridades, ha dejado al descubierto a empresarios y políticos de alto rango de toda la región que hicieron maniobras para beneficiar a la multinacional brasileña y recibir comisiones multimillonarias.

Solo en Brasil, “Lava Jato”, se convirtió en un megaescándalo que ha salpicado a casi 100 políticos tanto del oficialismo como de la oposición, demostrando las tramas de corrupción entre el sector privado y empresas del Estado por medio de contratos. Luiz Inácio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Michel Temer han quedado bajo el foco de Odebrecht, el primero con cargos e investigaciones en curso.

Odebrecht ha golpeado seriamente a varios gobiernos de América Latina

Pero si las revelaciones de Odebrecht han sido poderosas en su país, en la región han generado auténticos terremotos.

La estela de millones de dólares en sobornos llegó con fuerza a Perú, Ecuador, Panamá, República Dominicana, Colombia y El Salvador, entre otros…

Solo en Perú, el presidente Pedro Pablo Kuczynski está enfrentando quizá sus días más amargos por cuenta del escándalo. El Congreso peruano está a horas de votar una “moción de indignidad” por “mentir” sobre las relaciones de sus empresas con Odebrecht. Perú está al borde de destituir a su presidente, en medio de una compleja crisis constitucional.

El expresidente peruano Ollanta Humala y su esposa se encuentran prófugos por lavado de activos y asociación ilícita para delinquir en el marco del escándalo de Odebrecht. El también expresidente de Perú, Alejandro Toledo, tiene una orden de detención en su contra por haber recibido presuntamente un soborno de la multinacional.

En Ecuador, el 13 de diciembre fue condenado el vicepresidente Jorge Glas a 6 años de prisión por  “asociación ilícita” en cinco proyectos basados en el testimonio del delator de Odebrecht en ese país, José Conceicao Santos.

Marcelo Odebrecht sale en un avión privado hacia Sao Paulo
Un avión ligero con el presidente del gigante brasileño de la construcción Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y sus abogados a bordo, conduce la pista de aterrizaje en el aeropuerto Bacacheri en la ciudad sureña brasileña de Curitiba, después de que fuera liberado. Heuler Andrey / AFP

El mandatario panameño Juan Carlos Varela reconoció haber recibido fondos de Odebrecht durante su campaña por la Vicepresidencia en 2009. Varela aseguró que las donaciones políticas “no son sobornos” ni constituyen un delito, luego de admitir que, a través de una tercera persona, su campaña recibió aportes de Odebrecht.

El expresidente de El Salvador Mauricio Funes fue condenado por enriquecimiento ilícito por otra causa pero tiene abierta una investigación de la fiscalía por el escándalo de sobornos de Odebrecht. Un asesor suyo habría recibido un millón y medio de dólares. El exmandatario del FMLN se encuentra asilado en Nicaragua.

En Colombia el actual presidente Juan Manuel Santos fue acusado de haber recibido un millón de dólares para su campaña de 2014 y 400.000 dólares para la campaña de 2010. En 2014, su oponente de derecha, Óscar Iván Zuluaga también habría recibido dineros de la constructora.

¿Se apaga el 'ventilador' de delaciones de Odebrecht?

Con el beneficio domiciliario, ¿se apaga el 'ventilador'? Nabor Bulhoes, abogado de Odebrecht, dijo que “el único compromiso que tiene en adelante es seguir colaborando con la “usticia en los términos del acuerdo de colaboración que firmó con la Fiscalía y como reconocidamente lo viene haciendo”.

Pero el expresidente de Odebrecht podría volver a prisión. Esto si viola su arresto domiciliario o la Justicia comprueba que las informaciones que suministró en su acuerdo de “delación premiada” no son verdaderas.

Por ahora, Marcelo Odebrecht, después de pagar 2 años y medio de prisión y generar terremotos políticos y judiciales en la región, pasará los 7 años y medio que le quedan en su mansión, equipada según EFE “con piscina, gimnasio y varias comodidades”. Pero ahora tiene una tobillera electrónica.

Con DPA y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.