Reino Unido

Dimite el viceprimer ministro británico, Damian Green, tras escándalo sexual

Esta foto de archivo tomada el 1 de noviembre de 2017 muestra al primer secretario de Estado de Gran Bretaña, Damian Green, mientras deja su casa en Londres.
Esta foto de archivo tomada el 1 de noviembre de 2017 muestra al primer secretario de Estado de Gran Bretaña, Damian Green, mientras deja su casa en Londres. Daniel Leal-Olivas / AFP

La decisión se da luego de que se conociera que el político tenía material pornográfico en su computador oficial.

Anuncios

El viceprimer ministro de Reino Unido, Damian Green renunció este 20 de diciembre tras varias pruebas sobre un escándalo de material pornográfico.

El político, aliado de la primera ministra Theresa May, ha sido investigado por tener en una computadora oficial abundante contenido pornográfico, lo cual sería una infracción al código ministerial.

En su defensa, Green había dicho que el escándalo se trataba de una “campaña de desprestigio”. En su carta de renuncia, el exviceprimer ministro explica que deja su puesto por las “inapropiadas y engañosas” declaraciones sobre el material encontrado en su equipo instalado en la Cámara de los comunes de Westminster.

Green pidió además perdón por su conducta. El material fue encontrado en 2008 durante una redada de la policía en el marco de una investigación sobre filtraciones en el gobierno británico.

En la investigación que las autoridades adelantan contra el alto funcionario británico, se barajan también las acusaciones de Kate Maltby, exmilitante del Partido Conservador, quien lo acusó de haberle tocado la rodilla con la mano en 2015 y de haberle enviado un mensaje de texto “sugestivo”.

La renuncia se da luego de que Michael Fallon, ministro de Defensa británico, hubiera renunciado el pasado 2 de noviembre por una “conducta inapropiada” en un escándalo sexual que comprometía a una periodista.

Reino Unido ha vivido en los últimos meses una seguidilla de denuncias y acusaciones por acoso y abuso sexual contra grandes figuras de la política británica donde laboristas y conservadores se han visto envueltos.

La defensa de Green ha dicho este 20 de diciembre que su cliente nunca “miró ni descargó material pornográfico en las computadoras de su oficina”.

Con AP y DPA

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24