La 'Roja', entre la brillantez deportiva y la crisis institucional

Anuncios

Madrid (AFP)

La selección española ha vuelto por sus fueros en 2017 con una brillante clasificación para el Mundial de Rusia de 2018, que sólo se ha visto empañada por las presuntas acusaciones de corrupción contra el presidente suspendido de la Federación Española, Ángel María Villar.

"El balance del año es inmejorable. El equipo ha dado la cara y hemos conseguido la clasificación (para Rusia-2018)", decía el seleccionador español, Julen Lopetegui, el 14 de noviembre tras empatar en un amistoso con los anfitriones rusos.

Lopetegui finaliza el año con un buen balance de nueve victorias y un empate en partidos de clasificación para el Mundial, desde que se hizo cargo de la 'Roja' en julio de 2016.

Estos diez encuentros se unen a otros tres empates y tres victorias en amistosos, que hacen que Lopetegui no haya conocido la derrota desde que tomó el relevo a Vicente del Bosque.

Sobre la base de la 'Roja' ganadora de dos Eurocopas (2008, 2012) y un Mundial (2010) con David Silva, Andrés Iniesta, Sergio Busquets o la indiscutible pareja de centrales formada por Sergio Ramos y Gerard Piqué, Lopetegui ha ido introduciendo savia nueva, destacando el centrocampista Francisco Alarcón 'Isco'.

- Veteranía y juventud -

Lopetegui ha sabido volver a encender la chispa que España parecía haber perdido tras la eliminación en la fase de grupos en el Mundial del Brasil-2014 y la caída ante Italia en octavos de la Eurocopa de Francia-2016 (2-0).

Precisamente el espectacular partido de la 'Roja' frente a los transalpinos el 2 de septiembre en el estadio Santiago Bernabéu (3-0) despejó cualquier duda y devolvió la ilusión de los aficionados en una España a la que ven con posibilidades de hacer un buen papel en Rusia-2018 después de haber recuperado su mejor juego de toque.

Pero, la ilusión renovada por la 'Roja' se ha visto empañada por la crisis institucional, después de que en julio Ángel María Villar, presidente de Federación Española (RFEF) fuera detenido, por supuestamente haber creado una red clientelar y utilizar la RFEF para lucrarse personalmente.

En esta denominada operación 'Soule' también fueron detenidos su hijo Gorka y el vicepresidente de la RFEF, Juan Padrón, sospechosos todos ellos de "delitos de administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares y falsedad documental".

Reelegido en mayo al frente de la RFEF, a cuya cabeza lleva tres décadas, Villar fue suspendido en sus funciones por el Consejo Superior de Deportes (CSD), dependiente del ministerio de Cultura y Deportes, que también ha pedido al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la revisión de las elecciones a la RFEF.

- Temor por el Mundial -

La situación a nivel federativo llevó a la FIFA a expresar su preocupación por medio de una carta a la RFEF, en la que la advierte contra eventuales injerencias políticas, lo que ha suscitado algunos temores a que el órgano rector mundial del fútbol pudiera suspender a España y apartarla del Mundial de Rusia, precisamente cuando más entusiasmo hay en torno a la 'Roja'.

"Todas las federaciones miembro deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos", recordó en su misiva la FIFA, que solicitó una reunión con responsables del deporte español en próximas fechas.

"El único responsable de que la selección no pueda jugar el Mundial (si llega el caso) es la actuación de este gobierno", atacó el lunes Villar en una rueda de prensa, en la que defendió su inocencia y reiteró que no dimitirá de su puesto, poniendo la presión en el gobierno español.

El presidente del CSD, José Ramón Lete, insistió en que la FIFA ha pedido una reunión informativa y se mostró "convencidísimo de que no peligra el Mundial" para la 'Roja'.

España se enfrentó a una situación similar en 2008, también por un desacuerdo sobre la fecha de las elecciones federativas con el temor a no poder competir en la Eurocopa de Suiza y Austria por una amenaza de la FIFA.

Finalmente, el asunto se solucionó y España acabó ganando el torneo europeo, iniciando su gran ciclo triunfal con dos Eurocopas (2008, 2012) y un Mundial (2010).

Está por ver si el próximo año la historia puede volver a repetirse para la 'Roja'.