El Consejo de Seguridad decide sobre nuevas sanciones contra Pyongyang

Anuncios

Naciones Unidas (Estados Unidos) (AFP)

El Consejo de Seguridad de la ONU se pronuncia este viernes sobre un proyecto de resolución de Estados Unidos para endurecer las sanciones contra Corea del Norte, que afectaría al petróleo y a los trabajadores norcoreanos en el exterior.

Pyongyang ya ha sido objeto de ocho paquetes de sanciones de la ONU particularmente drásticos. Los dos últimos fueron adoptados a mitad de este año bajo impulso estadounidense tras los lanzamientos de misiles y una prueba nuclear -la sexta- realizados por Corea del Norte.

Washington presentó el jueves su proyecto de resolución luego de negociaciones con China, un aliado de Pyongyang, a raíz de un nuevo ensayo de un misil balístico intercontinental (ICBM) el 28 de noviembre.

La reunión del Consejo para considerar este texto está programada para comenzar a las 13H00 locales (18H00 GMT), y dos diplomáticos de esta entidad dijeron que Pekín haría oír su voz y que por ende la medida obtendría una aprobación unánime.

El embajador de Japón, Koro Bessho, que preside este organismo de la ONU en diciembre, dijo que su país apoya "totalmente" el proyecto de resolución y expresó la esperanza de recibir el apoyo unánime de los 15 miembros del Consejo.

- Oro negro como objetivo -

La decisión se produce porque ni Estados Unidos ni Corea del Norte parecen tener planes de iniciar conversaciones para poner fin a la crisis en la península coreana.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con "destruir totalmente" a Corea del Norte en caso de un ataque contra Estados Unidos, mientras Pyongyang dice que la comunidad internacional debe aceptarlo como una potencia nuclear.

El proyecto de resolución, obtenido por la AFP, apunta a los expatriados norcoreanos, los cuales deberían ser devueltos a sus hogares en un plazo de doce meses.

Decenas de miles de norcoreanos están dispersos en el extranjero, principalmente en Rusia y China, desde donde generan valiosas divisas para su país de origen. Según la ONU, trabajan en "condiciones cercanas a la esclavitud".

Pero, sobre todo, el proyecto se suma a algunas disposiciones de resoluciones anteriores, en particular aminorar aún más las entregas de petróleo crudo y refinado que provienen mayoritariamente de China. El objetivo es reducir los suministros de productos derivados del petróleo en casi un 90%.

Trump le pidió en noviembre a su homólogo chino, Xi Jinping, que detenga las entregas de petróleo a Corea del Norte, lo que afectaría brutalmente a una economía ya inestable.

El texto sometido a votación del Consejo tiene la intención de limitar las entregas de crudo a 4 millones de barriles por año. Las importaciones de Corea del Norte de productos de petróleo refinados, incluidos diésel y queroseno, se limitarán a 500.000 barriles el próximo año contra 2 millones anteriormente.

Todos los países podrían interceptar, inspeccionar, bloquear y confiscar buques sospechosos de transportar cargas ilegales desde o hacia Corea del Norte.

- Presión para discutir -

Dos listas de sanciones se alargarían: la de productos norcoreanos cuya exportación está prohibida y la de los norcoreanos sujetos a sanciones.

La primera sumaría productos alimenticios, equipos industriales y eléctricos, así como algunas materias primas (tierra, rocas como magnesita y magnesio, madera) y barcos.

La segunda se completaría con los nombres de 19 funcionarios, la mayoría de la industria bancaria, y entre ellos el ministro de las Fuerzas Armadas, encargado de la logística. Se les prohibiría la visa en todo el mundo y verían congelados sus activos en el exterior.

El Consejo de Seguridad ya ha prohibido las exportaciones norcoreanas de carbón, hierro, plomo, textiles y productos de mar, y limitado las sociedades. Y, además de las restricciones a la importación de productos petroleros, prohibió las importaciones de gas natural licuado.

Estados Unidos ha encabezado la carga contra el régimen de Kim Jong-Un durante meses, buscando sanciones cada vez más restrictivas para presionar al líder a negociar.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que lograr unanimidad el viernes sería importante para enviar un mensaje claro a Pyongyang. "La unidad del Consejo es necesaria para crear la oportunidad de un compromiso diplomático hacia la desnuclearización pacífica", afirmó.