Argentina eleva la meta de inflación a 15% para 2018

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

El gobierno argentino elevó este jueves de 10% a 15% la proyección de inflación para 2018 y anunció que en los próximos años necesitará tomar más deuda para equilibrar sus cuentas públicas, informó el equipo económico en conferencia de prensa.

La inflación de este año terminará en torno a 24%, muy lejos de la meta inflacionaria de 17% que se había trazado el gobierno de Mauricio Macri. Lo mismo sucedió en 2016, cuando se había impuesto una meta de 25% y concluyó en 41%.

Los anuncios se realizaron en una conferencia conjunta del jefe de Gabinete, Marcos Peña, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne y de Finanzas, Luis Caputo y el presidente del Banco Central (autoridad monetaria), Federico Sturzenegger.

"Necesitamos recalibrar algunas cuestiones que no transforman el foco y los objetivos de la política económica que es combatir la pobreza con crecimiento sostenible", dijo Peña.

Dujovne remarcó que "el compromiso del 15% para este año es crucial: el combate a la inflación es imprescindible", dijo.

También ratificó las metas de déficit fiscal de 3,2% del PBI en 2018 y 2,2% en 2019 y 1,2% en 2010.

Por otro lado el gobierno precisó que en los próximos años tomará más deuda para equilibrar sus cuentas.

"Hoy el endeudamiento si bien es transitorio es perfectamente sostenible; tenemos un nivel de deuda sobre producto de 28,5 puntos, esto es muy bajo con respecto a los países emergentes, a los desarrollados y a los países de nuestra región", dijo el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

No obstante admitió que la deuda "va a crecer en los próximos dos años del 28,5% a niveles cercanos al 37% y se estabilizará entre el 2020 y el 2021 para comenzar a descender a partir del 2021".

Pese a todo consideró que el nivel de endeudamiento "es sostenible".

En 2018 "vamos a tener que financiar aproximadamente 30.000 millones de dólares y para el 2029 en torno a los 26.000 millones de dólares".

"El principal anuncio es que hemos decidido recalibrar las metas de inflación para los años subsiguientes en donde hemos demorado un año el objetivo último de inflación que es del 5% en 2019 a 2020", dijo Dujovne.

El gobierno impulsará en febrero un alza en las tarifas de los transportes cuyo porcentaje aún se desconoce, además de alzas en los principales servicios públicos.

También buscará aprobar en las sesiones extraordinarias de febrero una reforma de la ley laboral luego de lograr la aprobación de una polémica ley de reforma de pensiones y de reforma tributaria.

El Presupuesto prevé un crecimiento anual de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), un déficit fiscal de 3,2%, un aumento de 12% para la inversión y el tipo de cambio respecto al dólar de 19,30 pesos.