Disolución inminente del Parlamento italiano antes de legislativas

Anuncios

Roma (AFP)

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, debe disolver el Parlamento el jueves por la tarde o el viernes por la mañana, en vista a las elecciones legislativas previstas a principios de marzo, indicaron medios italianos.

Tras haber presentado ante la prensa el balance del año de su gobierno, el primer ministro Paolo Gentiloni debía visitar por la tarde a Mattarella para anunciarle que su trabajo había terminado, con la adopción del presupuesto 2018.

El presidente Mattarella tendrá que entrevistarse después con los presidentes de las dos cámaras, antes de firmar el decreto de disolución, precisaron los medios locales.

La fecha de las próximas legislativas se fijará en el consejo de ministros. Según la prensa italiana, los electores podrían ser convocados el domingo 4 de marzo.

El gobierno de Gentiloni es el tercero bajo el mandato del actual parlamento, elegido en febrero de 2013.

"Italia se ha vuelto a poner en marcha tras la crisis más grave de la posguerra", dijo complacido Gentiloni en una rueda de prensa, comentando la acción de su gobierno.

Sin embargo, las próximas elecciones abren un nuevo capítulo de incertidumbre en Italia. El modo del escrutinio es en gran parte proporcional y la anunciada dispersión de votos entre la derecha, el centroderecha y los populistas del Movimiento 5 Estrellas podrían dejar al próximo Parlamento sin una mayoría clara.

Pero, en un país que ha conocido 64 gobiernos desde la proclamación de la República en 1946, esta situación no es una novedad.

"Los italianos saben que en las semanas que vienen, los focos se dirigirán hacia la campaña electoral, como es normal que ocurra", dijo Gentiloni.

"Pero les aseguro [...] que el Gobierno no ralentizará [su] ritmo. Dentro de los límites fijados por la Constitución, por las leyes, el Gobierno gobernará", aseguró.