Saltar al contenido principal

Los ucranianos liberados en canje con separatistas reciben bienvenida triunfal

Anuncios

Kiev (AFP)

Cientos de ucranianos se reunieron en el aeropuerto de Kiev para acoger en la noche del miércoles a varios decenas de militares y civiles liberados en un canje de prisioneros con los separatistas prorrusos, uno de los más importantes en casi cuatro años de guerra.

Fruto de difíciles negociaciones entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo Petro Poroshenko que se prolongaron durante semanas, el intercambio benefició a 73 prisioneros detenidos en las dos "repúblicas" autoproclamadas por los rebeldes --Lugansk y Donetsk-- y a 233 detenidos por las autoridades de Kiev.

Cientos se personas esperaron a los liberados en el aeropuerto de Kiev, con banderas ucranianas y ramos de flores, aclamándolos con gritos de "¡Gloria a Ucrania!¡Gloria a los héroes!", según las imágenes transmitidas por los medios locales.

Los familiares se lanzaron a abrazar a los antiguos cautivos, algunos de los cuales habían pasado más de tres años prisioneros.

"Hola mi niña, ves como papa está de vuelta", dijo por teléfono a su hija un soldado ucraniano que pasó 21 meses apresado por los separatistas, mientras era abrazado por su esposa en llanto.

"Mis pensamientos todavía están allá (en el este) todavía no me hago a la idea de lo que pasó", dijo Olexi, un joven militar acompañado por su madre, que estaba exultante con el reencuentro.

El conflicto en el este de Ucrania, que dejó más de 10.000 muertos desde abril de 2014, opone a las fuerzas gubernamentales y a los separatistas prorrusos, apoyados según Kiev y occidente por Moscú, lo que ésta desmiente.

La liberación de los prisioneros es uno de los puntos centrales de los acuerdos de paz de Minsk, firmados en febrero de 2015 y que permitieron que se redujera la intensidad de los combates.

A mediados de noviembre, el político ucraniano Viktor Medvedchuk, considerado como cercano a Putin y uno de los representantes de Kiev en las negociaciones con los rebeldes, pidió al presidente ruso que interviniera ante los dirigentes separatistas para que avanzara la idea de un intercambio de prisioneros detenidos entre los dos bandos.

Putin se entrevistó luego, por primera vez desde que empezó la guerra, con los jefes separatistas para evocar esa idea.

El lunes, la Iglesia ortodoxa rusa, luego de un encuentro entre el patriarca Cirilo, los dirigentes separatistas y Medvedchuk, anunció un acuerdo entre Kiev y los rebeldes sobre las modalidades del intercambio.

La operación del miércoles constituye una primera etapa de un intercambio global de todos los prisioneros.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.