Goldman Sachs dice que la reforma fiscal de EEUU reducirá sus ganancias

Anuncios

Nueva York (AFP)

El gigante financiero Goldman Sachs aseguró el viernes que la reforma fiscal de Estados Unidos recortará sus beneficios de este año en unos 5.000 millones de dólares, principalmente por un impuesto a ganancias generadas en el exterior.

La compañía dijo en un comunicado que prevé que el paquete de reformas fiscales conlleve "una reducción de aproximadamente 5.000 millones de dólares en las ganancias del cuarto trimestre".

"Dos terceras partes de estos, aproximadamente, son debido al impuesto a la repatriación".

El golpe económico de la reforma significa que probablemente la compañía registrará pérdidas en el cuarto trimestre del año. Goldman Sachs tuvo un beneficio neto de 2.400 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2016, mientras que el anual fue de 7.400 millones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó la semana pasada una ley que modifica el sistema tributario del país, la primera victoria legislativa desde que tomó posesión del cargo hace cerca de un año.

Se prevé que la medida haga aumentar a medio y largo plazo los beneficios de bancos y otras compañías, ya que reduce los impuestos de las empresas del 35% al 21%.

Sin embargo, muchas grandes compañías han señalado que la nueva ley afectará sus ganancias a corto plazo por las ganancias repatriadas del extranjero. La reforma impone un 15,5% a estas ganancias en efectivo y un 8% a los bienes inmobiliarios.

A pesar del impuesto a la repatriación, las grandes compañías han apoyado la reforma fiscal, con el argumento de que aumentará el crecimiento a largo plazo.

Los analistas son, en general, optimistas sobre las perspectivas de ganancias de los grandes bancos para 2018 tras la reforma tributaria de Estados Unidos, así como los movimientos de la administración Trump para simplificar las regulaciones bancarias, mayores tasas de interés de la Reserva Federal y un sólido crecimiento económico.

El CFRA Research dio una perspectiva "positiva" a principios de este mes a los bancos diversificados, diciendo que "el éxito de la los bancos al superar los tests de estrés de la Reserva Federal de 2017 abre la puerta a un mejor retorno de los accionistas a través de aumentos de dividendos y recompras de acciones".

Las acciones de Goldman Sachs caían un 0,8 por ciento hasta los 254,41 dólares a primera hora del viernes, el último día de operaciones del año.