Prolongan la detención de la joven palestina que abofeteó a soldados israelíes

Anuncios

Tribunal militar de Ofer (Territoires palestiniens) (AFP)

Un tribunal militar israelí volvió a prolongar el jueves la detención preventiva de una adolescente palestina que se ha convertido en una figura de la lucha contra la ocupación israelí tras la difusión de un vídeo en el que abofeteaba a soldados israelíes, anunció el ejército.

El tribunal de Ofer, cerca de Ramala en Cisjordania ocupada, decidió mantener en detención preventiva hasta el lunes a Ahed Tamimi, de 16 años, y a su madre Nariman, de 43 años, indicó una portavoz militar.

La prima de Ahed, Nor Nayi Tamimi, de 21 años, será liberada el domingo "si no se presenta otro elemento de prueba de aquí a entonces", añadió esa fuente.

Decenas de palestinos se manifestaron contra su arresto cerca de la sede del tribunal, donde varios soldados los dispersaron con granadas aturdidoras y gases lacrimógenos, comprobó un fotógrafo de la AFP.

Las tres detenidas protagonizaron un vídeo filmado el 15 de diciembre en el pueblo de Nabi Saleh, cerca de Ramala, y que fue ampliamente difundido en las redes sociales y en los medios israelíes y palestinos.

En las imágenes se ve cómo Nor Mayi Tamimi y Ahed Tamimi se acercan a dos soldados israelíes apoyados a una tapia a los que empujan, dan patadas y bofetadas. Nariman Tamimi parece querer detener a las jóvenes y expulsar a los militares del patio de su casa. Estos, fuertemente armados, no responden y se retiran.

Las tres palestinas fueron detenidas el 19 y el 20 de diciembre.

Los Tamimi son conocidos por participar en protestas en Nabi Saleh, escenario de frecuentes manifestaciones contra la ocupación israelí.

Políticos israelíes ensalzaron el autocontrol de los soldados como una muestra de los valores militares. Pero numerosos internautas y algunas personalidades se preguntaron si no deberían haber arrestado inmediatamente a las dos jóvenes.

Según allegados de los Tamimi, los soldados fueron agredidos debido a la tensión generada por los enfrentamientos que tenían lugar en ese momento en Nabi Saleh y al hecho de que los militares entraran en el patio de su casa.

Los Tamimi alegaron además que las detenidas estaban conmocionadas después de que un miembro de su familia resultara gravemente herido tras recibir una pelota de goma en la cabeza durante protestas contra los israelíes.