"Asistimos al principio de un gran movimiento" en Irán, afirma Shirin Ebadi

Anuncios

Roma (AFP)

Las manifestaciones en Irán son solo "el principio de un gran movimiento" que podría llegar a ser más amplio que el de 2009, consideró la premio Nobel de la Paz iraní Shirin Ebadi, en una entrevista publicada este domingo en el diario italiano La Repubblica.

"Creo que las manifestaciones no van a terminar enseguida. Me parece que asistimos al principio de un gran movimiento de protesta que puede ir mucho más allá que la ola verde de 2009. No me extrañaría que se convirtiera en algo más grande", declaró Ebadi, quien vive exiliada en Londres.

Irán registró en las últimas horas nuevas manifestaciones contra el poder durante las cuales dos personas murieron, decenas más fueron detenidas y se atacaron edificios públicos.

Son las manifestaciones más importantes que se registran en la República Islámica desde el movimiento de protesta contra la reelección del expresidente ultraconservador Mahmud Ahmadineyad en 2009, que fueron violentamente reprimidas.

Pero ahora las raíces de la cólera son sobre todo económicas y sociales: "En Irán, y esto no es nuevo, hay una crisis económica muy grave. La corrupción en todo el país está a niveles espantosos. El fin de algunas sanciones ligadas al acuerdo nuclear con Europa y Estados Unidos en 2015 no aportó beneficios reales a la población, contrariamente a lo que muchos esperaban", dijo Ebadi.

"A esto se añade el hecho de que Irán tiene un gasto militar muy elevado. La gente no tolera ver que se gasta tanto dinero en eso", agregó la abogada iraní.

"Los jóvenes son los más decepcionados", advirtió mencionando la alta tasa de desempleo, que les afecta directamente, la corrupción y "el clima de censura que se respira en las calles".

Y si entre los manifestantes hay también mujeres es porque "el movimiento actual no es un asunto de género", aseguró.

"La situación económica y la brecha aterradora entre ricos y pobres, entre los que gozan del bienestar y los que no, están en la base de la protesta. Las diferencias sociales no han hecho más que aumentar en los últimos años y es uno de los elementos clave para entender lo que está ocurriendo", subrayó la premio Nobel de 2003.