Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN PRIMERA PLANA

La incertidumbre reina a seis meses del Brexit

Saber más

ELLAS HOY

Mujeres con cabello afro o rizado buscan cambiar patrones de belleza

Saber más

REPORTEROS

Las milicias: una historia de terror que amenaza a Río de Janeiro

Saber más

ELLAS HOY

Por primera vez en Brasil las mujeres trans tendrán curules legislativas

Saber más

AQUÍ AMÉRICA

Brasil: el apoyo de los cristianos dispara a Bolsonaro

Saber más

EE. UU. y Canadá

California abrirá el año con el comienzo de la venta legal de marihuana recreativa

© Robyn Beck, AFP | Un vendedor en el dispensario de marihuana medicinal de Higher Path toma un envase de cannabis en el área del Valle de San Fernando de Los Ángeles, California, el 27 de diciembre de 2017.

Texto por Federico Cué Barberena

Última modificación : 31/12/2017

A partir del primer día de 2018 entrará en vigor la ley que permite a cada persona mayor de 21 años comprar y vender marihuana para uso de ocio en el estado de 39 millones de habitantes, el más poblado de Estados Unidos.

En total, un consumidor podrá llevar hasta seis plantas, 28 gramos y poco más de 220 gramos de extracto de marihuana en California, el sexto estado de Estados Unidos en permitir el mercado de cannabis tras Colorado, Alaska, el Distrito de Columbia, Oregón y Washington. Durante 2018, Nevada, Maine y Massachusetts podrían unirse a esa lista.

La legalización fue aprobada en noviembre de 2016, en el marco de las elecciones generales. En aquel entonces, el 57 por ciento de los votantes respaldaron la “Proposición 64” para la regularización de la venta, cultivo y uso personal de la marihuana entre adultos.

Esta medida incluye una serie de impuestos a la producción y consumo de la hierba y multas para quienes incumplan algunas normas establecidas. En concepto de tasas estatales, el gobierno impone un gravamen del 15% sobre las compras minoristas y espera recaudar 684 millones de dólares en 2018 y hasta mil millones de dólares para 2020. Según prometieron las autoridades, estos ingresos serán destinados a políticas alrededor de la legalización.

Otro objetivo de esta iniciativa es poner un freno al mercado negro de la marihuana, más allá de que su uso medicinal está permitido en California desde 1996.

A cargo de la regularización de este nuevo mercado está la Oficina del Control de Cannabis de California (BCC, por sus siglas en inglés). Este organismo es responsable del otorgamiento de licencias a quienes deseen dedicarse a esta actividad y del desarrollo de las normativas para la producción, venta y consumo del cannabis.

Si bien la nueva ley comienza a regir desde el lunes 1 de enero, el mercado no abrirá de manera uniforme en todo el Estado. Oakland, Santa Cruz, Shasta Lake, San José, West Hollywood y San Diego son algunas de las ciudades que empezarán a operar el primer día de 2018, pero, por ejemplo, Los Ángeles, iniciará el 3 de enero.

En tanto, el condado de Kern está entre los lugares que prohibieron la actividad comercial por completo, mientras que las autoridades federales informaron que seguirán incautando la droga y realizando arrestos en la frontera de California con México.

Las restricciones para el consumo legal de marihuana

La nueva normativa también incluye una serie de pautas específicas que restringen el consumo de la marihuana. Por caso, no está permitida la utilización en lugares públicos por ningún motivo y no se puede fumar a 304 metros de una escuela o guardería con niños ni al conducir.

Además, no está permitido fumar en lugares donde el tabaco esté prohibido. No obstante, los gobiernos locales son libres de establecer normas para fumar en las tiendas de venta, lo que algunos llaman cafeterías o salones de cannabis, pero eso variará de una ciudad a otra.

Por su parte, los dispensarios no podrán funcionar dentro de un radio de 183 metros de alguna escuela, y en algunas jurisdicciones está prohibida la venta a menos de 305 metros de parques públicos, guarderías y otras áreas señaladas como “sensibles”.

Las preocupaciones de los reticentes a la legalización de la marihuana

En este contexto, algunos sectores de la población mantienen cierta reticencia a la legalización del mercado de la marihuana. Algunas asociaciones de padres y científicos expresaron su preocupación sobre la posibilidad de que los niños tengan acceso a la planta con mayor facilidad y al eventual incremento del uso del cannabis en mujeres embarazadas.

Según una investigación de la Revista de la Asociación Médica Estadounidense (JAMA), el consumo de marihuana en embarazadas en California pasó del 4,2% en 2015 al 7,1% en 2016. Aunque se desconocen los efectos concretos en el feto, los médicos determinaron que éstos podrían incluir bajo peso al nacer y problemas de desarrollo.

Algunos políticos locales presentaron reparos a la medida, como es el caso del concejal de Los Ángeles Gil Cedillo. “Todavía tengo grandes reservas sobre la legalización de la marihuana, pero entiendo que puede ofrecer una fuente adicional de recursos para California y Los Ángeles”, declaró el exsenador a la agencia EFE.

En definitiva, California, uno de los Estados que más pregona por la legalización del cannabis en Estados Unidos, dará un paso más en un mercado que deja un saldo de 10 mil millones de dólares en ventas minoristas durante 2017 y prevé alcanzar los 24.500 millones para 2021.

Con DPA, AP y EFE

Primera modificación : 31/12/2017

  • EN FOCO

    EE.UU.: la depresión de los "cannabicultores" en California

    Saber más

COMENTARIOS