Saltar al contenido principal

Nueve muertos en las protestas nocturnas en Irán

Anuncios

Teherán (AFP)

Nueve personas -seis manifestantes, un niño, un policía y un guardián de la revolución- murieron durante las protestas nocturnas en la región de Isfahán, en el centro de Irán, anunció este martes la televisión estatal iraní.

Seis manifestantes murieron en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad cuando intentaban tomar por asalto una comisaría de la ciudad de Qahderijan, en la provincia de Isfahán, indicó la fuente.

Un niño de 11 años murió y su padre fue herido por disparos de manifestantes en Jomeinyshahr, agregó la fuente.

Un miembro de los Guardianes de la Revolución, fuerza de élite iraní, murió víctima de un disparo de un fusil de caza en Kahriz Sang, indicó la televisión estatal.

El lunes, las autoridades habían anunciado la muerte de un policía, víctima de un disparo de fusil de caza, en Najafabad.

En total, 21 personas murieron en esas manifestaciones que comenzaron el jueves pasado en Machhad, segunda ciudad más poblada de Irán, situada en el noreste del país.

La televisión estatal indicó, por otra parte, que un centenar de personas fueron detenidas en la noche del lunes en la provincia de Isfahán.

Irán registra desde el jueves manifestaciones de protesta contra el gobierno y las dificultades económicas, el desempleo, la carestía y la corrupción.

Unas 450 personas fueron detenidas desde el sábado en Teherán, menos afectada que otras ciudades por la ola de protestas contra las condiciones de vida y el gobierno que sacude Irán desde hace varios días, indicó este martes un responsable iraní.

"Doscientas personas fueron detenidas el sábado, 150 el domingo y alrededor de 100 el lunes", declaró el vicegobernador de Teherán, Alí Asghar Nasserbakht, a la agencia de prensa Ilna, cercana a los reformadores.

En los últimos tres días sólo unos pocos centenares de personas intentaron manifestarse en la capital, mientras que en otras ciudades del país se vivieron enfrentamientos y protestas.

El movimiento empezó el pasado jueves en Mashhad (noreste), la segunda ciudad del país.

"La situación en Teherán es más tranquila que en los días anteriores. Ayer [lunes] ya estaba más tranquilo que los días anteriores", dijo Nasserbakht.

El vicegobernador también explicó que de momento no han pedido apoyo a los Guardianes de la Revolución, encargados de la seguridad de la capital y estacionados en la base de Sarollah. De momento, sólo ha intervenido la policía.

Sin embargo, el general Esmail Kosari, número dos de la base Sarollah, dijo a la televisión oficial que "no permitiremos de ninguna manera que la inseguridad continué en Teherán".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.