Saltar al contenido principal

Piden investigar la "opaca" muerte de un migrante en una cárcel española

Anuncios

Madrid (AFP)

Un grupo de activistas y el hermano de un argelino fallecido en una cárcel española usada como centro para migrantes pidieron este martes la apertura de una investigación independiente tras las denuncias de presunta brutalidad policial.

Mohamed Budarbala, de 36 años, fue hallado muerto el viernes en su celda de una nueva prisión en la localidad andaluza de Archidona (Málaga), utilizada provisionalmente como centro de retención de inmigrantes que han llegado irregularmente al sur de España. La autopsia reveló que "se ahorcó con una sábana", informó este martes un portavoz policial.

En una rueda de prensa en la ciudad de Málaga organizada por la Plataforma Ciudadana contra el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Archidona, su hermano Ahmed Budarbala negó que Mohamed fuera un suicida.

"Estaba en contacto con mi hermano todos los días, le llamaba, se quejaba de la comida, del frío, pero no se quejaba de la vida", dijo a los reporteros en unas declaraciones en árabe traducidas al español.

"Era deportista, una persona joven, era muy alegre y muy positivo", prosiguió. "Ha muerto en circunstancias opacas", denunció.

Ahmed aseguró que su hermano fue golpeado junto a otros por la policía dentro del centro en las horas previas a su muerte.

Familiares de otros retenidos en el centro también denunciaron brutalidad policial, según esta plataforma, especialmente contra aquellos que protestaban por su situación.

Daniel Machuca, portavoz de la plataforma, explicó que estos familiares describieron como "penosas" las condiciones de vida dentro del centro, sin por ejemplo, acceso a agua caliente en pleno invierno.

Preguntado sobre si hubo incidentes antes de la muerte de Budarbala, el portavoz policial aseguró desconocerlo.

El Ministerio del Interior español no respondió a las preguntas enviadas por correo electrónico sobre dichas acusaciones. La policía anunció el pasado viernes la apertura de una investigación sobre este fallecimiento.

Su hermano y la plataforma pidieron a las autoridades frenar las deportaciones de inmigrantes retenidos en la prisión, dado que pueden ser testigos del caso.

Las autoridades españolas justificaron en noviembre la utilización de la cárcel para los inmigrantes debido a la falta de espacio en otros centros, destacando que la prisión tenía mejores instalaciones, como nuevas duchas, calefacción, camas o zona de deportes.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), los migrantes llegados por mar a España se triplicaron en 2017, hasta las 21.500 personas. Al menos, 223 personas murieron o desaparecieron en el intento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.