Francia

Emmanuel Macron llamó al presidente turco, Erdogan, a “respetar el Estado de derecho”

El presidente francés Emmanuel Macron y su homologo turco Recep Tayyip Erdogan en París, el 5 de enero del 2018.
El presidente francés Emmanuel Macron y su homologo turco Recep Tayyip Erdogan en París, el 5 de enero del 2018. Reuters

El presidente turco Erdogan está de visita en Francia para discutir temas como la adhesión a la Unión Europea, los derechos humanos y la paz en Siria. Su visita se inscribe en una voluntad de reactivar sus relaciones diplomáticas con Europa.

Anuncios

La visita del presidente turco Recep Tayyip Erdogan en Francia no es unánimemente aceptada. Varios políticos franceses, en mayoría de izquierda, han criticado la decisión del presidente Emmanuel Macron de recibir a su homólogo.

Sin embargo, el palacio del Eliseo justificó la visita recordando la voluntad de Macron de “mantener el diálogo” con todos los mandatarios involucrados en las crisis geopolíticas de Medio Oriente. Tras una discusión a solas, dieron una rueda de prensa donde comentaron los tres temas principales de la visita: la adhesión turca a la Unión Europea, la situación del respeto a los derechos humanos en Turquía y el proceso de paz en Siria.

Macron: “tenemos que repensar el proceso de integración” de Turquía a la Unión Europea

La visita de Recep Tayyip Erdogan es la más importante del jefe del Estado turco en un país de la Unión Europea desde el fracaso del golpe militar de julio del 2016 y de la represión que sigue desarrollándose en el país desde entonces.

Hace cinco décadas que Turquía ha empezado el proceso de negociación y de integración a la Unión Europea. Hoy, la posibilidad concreta que el país entre en el bloque europeo está en un punto muerto. El presidente Erdogan recordó durante la rueda de prensa que sobre los 35 capítulos que supone el proceso de adhesión hay 16 abiertos, pero ninguno está concluido.

Por eso, Erdogan declaró que “no podemos implorar constantemente una entrada en la Unión Europea” antes de afirmar que su país “está cansado” de esperar una posible adhesión.

Por su parte, Emmanuel Macron reconoció que la Unión Europea “ha permitido pensar que las cosas eran posibles mientras que en realidad no lo estaban”. Así propuso “repensar esta relación no en el contexto del proceso de integración sino a lo mejor de una cooperación, de una asociación” para salir “de la hipocresía” que existe sobre este tema.

Según el mandatario francés, lo más importante es “preservar el anclaje de Turquía y del pueblo turco en Europa y hacer que su futuro se construya mirando hacia Europa”. Afirmó también que “las evoluciones recientes y las elecciones (respecto al Estado de derecho) no permitirán avances positivos en el proceso”.

La canciller alemana Angela Merkel, que Recep Tayyip Erdogan calificó de “nazi” hace algunos meses, declaró en septiembre estar a favor de una ruptura total del proceso de integración de Turquía.

Macron: “las democracias deben respetar completamente el Estado de derecho”

Uno de los temas más sensibles entre Turquía y el bloque europeo es la deriva autoritaria del gobierno de Erdogan. Desde el golpe militar que fracasó en julio del 2016, más de 140.000 personas han sido despedidas o suspendidas y más de 55.000 detenidas, según AFP.

Entre ellas universitarios, periodistas y militantes pro-kurdos han sido acusados de propaganda “terrorista” y de vínculos con las redes del predicador Fethullah Gülen considerado por el gobierno de Erdogan de ser uno de los responsables del golpe.

El presidente francés insistió que “las democracias deben respetar completamente el Estado de derecho” antes de agregar que durante su reunión habían discutido una lista de casos de personas encarceladas en Turquía.

La respuesta de Erdogan a la cuestión de la libertad de expresión y de prensa en su país fue explicar que a menudo intelectuales se comportan como “jardineros del terrorismo” alimentando ideologías del oscurantismo. Erdogan también indicó que pedirá a su ministro de Justicia informaciones sobre los nombres y organizaciones que fueron mencionados durante la visita.

Al margen del encuentro, militantes de Reporteros Sin Fronteras organizaron acciones al frente de la embajada de Turquía. El secretario general de la asociación recordó que Turquía es el 155° país sobre 180 en la clasificación mundial de la libertad de prensa.

Erdogan: la cooperación entre París y Ankara es “vital” para la paz

El presidente turco estimó durante una rueda de prensa antes de su llegada en París que la cooperación entre los dos países es “de una importancia vital” para la paz mundial.

Asimismo, Macron considera que los esfuerzos conjuntos con Turquía en la lucha contra el terrorismo son “ejemplares”. Pero, el mandatario francés criticó el proceso de paz de Astana que dirigen Rusia, Irán y Turquía para reunir el gobierno sirio y rebeldes para alcanzar un acuerdo de paz.

Según Macron, en el proceso de Astana “hay intereses contrarios” que podría impedir una paz duradera en Siria. Erdogan defendió su estrategia geopolítica explicando que su objetivo es evitar que la frontera turca con Irak y Siria se convierta en un “corredor del terrorismo”.

Los dos mandatarios comparten una opinión sobre el papel del dirigente sirio Bashar Al-Assad: si la destitución de Al-Assad no es ya una condición para discutir sobre la paz en Siria, ambas partes creen que su salida es inevitable a largo plazo.

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24