Europa / Alemania

Merkel y Schulz inician conversaciones para formar un gobierno de coalición

Las reuniones entre los partidos alemanes iniciaron con optimismo en una semana clave para formación de gobierno
Las reuniones entre los partidos alemanes iniciaron con optimismo en una semana clave para formación de gobierno Hannibal Hanschke / Reuters

Hoy, domingo 7 de enero, iniciaron las reuniones entre los democristianos, los socialdemócratas y los socialcristianos para tratar de formar de nuevo la gran coalición, fórmula que gobernó Alemania en la pasada legislatura.

Anuncios

La canciller alemana, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, iniciaron hoy con "optimismo" y actitud "constructiva" una semana de reuniones clave para la reedición de una gran coalición y para acabar con la parálisis política, tres meses y medio después de las elecciones.

Tras el fracaso de las negociaciones con liberales y verdes, Merkel rechaza un ejecutivo en minoría y su única alternativa para evitar la repetición de los comicios es una nueva alianza con el Partido Socialdemócrata (SPD), con el que ha gobernado ocho de los doce años que lleva en el poder.

Dentro del partido socialdemócrata existe resistencia a la coalición

El SPD dijo que haría oposición después de su peor participación en elecciones desde 1933, y reconsideró su posición cuando intervino el presidente de Alemania.

Un grupo llamado "NoGroKo", que significa "No a la Gran Coalición", se ha formado al interior del partido para hacer campaña contra los avances con Merkel, diciendo que esto le costaría votos al SPD y convertiría a la extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) en el principal partido de la oposición .

El líder del SPD, Martin Schulz, dijo que su partido estaba participando en las conversaciones constructivamente.

"No vamos a trazar ninguna línea roja, sino que queremos impulsar la mayor cantidad de política roja posible", dijo Schulz, refiriéndose al color del partido socialdemócrata.

Schulz dijo que cinco días deberían ser suficientes para determinar si las partes tenían suficientes puntos en común para establecer conversaciones de coalición oficialmente. El líder del SPD debe determinar el próximo viernes si comienza o no esas conversaciones, y luego el congreso del partido del SPD debe tomar una decisión definitiva el 21 de enero.

Después de las primeras reuniones del domingo 7 de enero, en comentarios que fueron acordados con las otras partes, el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, dijo que algunos de los 15 grupos de trabajo sobre áreas de políticas específicas habían logrado avances importantes mientras que otros no, pero no dieron más detalles.

Klingbeil describió las discusiones como "serias, constructivas y abiertas" y dijo que los participantes eran conscientes de la responsabilidad que tenían para el futuro de Alemania y Europa.

Las partes acordaron un bloqueo informativo durante las conversaciones exploratorias que finalizarán el jueves.

¿Coalición sí, pero no tan grande?

Una encuesta para la cadena de televisión ARD mostró que el 52% del electorado alemán se muestra escéptico sobre la reactivación de las conversaciones, mientras que el 45 por ciento está a favor.

Norbert Roemer, jefe del SPD en la asamblea regional de Renania del Norte-Westfalia, dijo al grupo periodístico RND que ningún legislador en su caucus estatal favoreció a una Gran Coalición, ya que la experiencia anterior significaba que ya no confiaban en Merkel. El SPD en el estado oriental de Turingia también es escéptico acerca de un amarre.

El miembro principal del SPD, Thomas Oppermann, dijo al periódico Welt am Sonntag que Merkel debería renunciar al cargo durante el parlamento actual y pidió que el mandato de un canciller se limite a ocho o 10 años.

Volker Bouffier, un alto miembro de los Demócratas Cristianos de Merkel (CDU), dijo al periódico Rheinische Post que su partido tenía la intención de formar una gran coalición, pero que no a cualquier precio, mientras que el líder bávaro CSU Horst Seehofer dijo que los participantes tenían que llegar a un acuerdo.

Si las partes avanzan hacia conversaciones de coalición más serias, el pronóstico entre los políticos y observadores es que esas discusiones durarán al menos hasta marzo.

Pero si las discusiones exploratorias fallan, Alemania podría enfrentar nuevas elecciones o, por primera vez en la era de la posguerra, un gobierno minoritario.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24